Gracias Globo, que lindo que es verte en primera.

Desde hace varios días vengo pensando en cómo expresar todo lo que llevo dentro. Si bien hace poco que tengo el placer de escribir para Patria Quemera no logré cumplir con todas las expectativas que me había puesto por varios motivos que no vienen al caso. Sin embargo, me encontré con un grupo bárbaro, con personas que me dedicaron minutos de su tiempo para escucharme y asesorarme. Pero aparte de eso me dieron el espacio donde dar mi opinión como periodista, que para algunos puede ser acertada y para otros no tanto, pero tengan en claro que lo hago con el mayor profesionalismo posible.

En ningún momento hice una crítica del equipo, nunca “tire para el otro lado”. Quizá en alguna nota haya pedido que se ponga mas ganas, pero pidiéndolo porque sé que este plantel tenía mucho más para demostrar, con grandes jugadores en sus filas y con proyectos de crack u otros definitivamente ya asentados.
Muchas veces, por algunos ineptos, todos debemos pagar los platos rotos. Con esto me refiero a que desde que Apuzzo se puso el equipo al hombro las prácticas fueron a puertas cerradas y se hacía complicado el trabajo. No estoy en desacuerdo de esa determinación ya que cuerpo técnico y jugadores lo expusieron de común acuerdo y finalmente dio sus frutos, para bien de ellos y de todo un barrio.

No tengo mas que palabras de agradecimiento para todos los jugadores, para el cuerpo técnico actual y el anterior, que no podemos olvidar que había hecho muy bien las cosas hasta hace poco tiempo atrás. Claro, es fácil hablar con el diario del lunes, pero mis conocidos saben lo que yo opino de Huracán. Gerardo Castro en un momento me dijo “desde que estás vos, Huracán no perdió mas” y en ese momento me sentí el amuleto, la cábala o como quiera llamarlo cada uno.

Y de esa forma cada uno debe tener una anécdota para contar, que hizo previo a cada partido, la camiseta que utilizó durante cada encuentro o con que personas y en qué lugares se juntaron a ver al Globo.
No quiero dejar pasar la opinión de muchos amigos, que siendo hinchas de otros clubes – incluido San Lorenzo – me decían “Espero que suba Huracán, quiero que vuelva el clásico” o “Es un club con historia y necesita estar en Primera” y puedo aclarar que no eran comentarios mufas ni irónicos.
Para cerrar, me gustaría trasmitir la emoción que me dio ver a chicos, jóvenes y sobre todo no tan jóvenes gritando los goles, llorando a mas no poder y festejando en la sede. Esa alegría de todo un pueblo que estaba reprimida, que necesitaba salir y fundamentalmente, devolver al Quemero al lugar donde se merece.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: