Rinaldi: “Todavía tenemos que volver a ser el Huracán de siempre"

Finalizada la conferencia de prensa que oficializa la continuidad del cuerpo técnico de inferiores al frente del plantel profesional de cara al 2015, todos los flashes van en búsqueda de Néstor Apuzzo, mientras en un costado Gabriel Rinaldi, igual de importante que el excoordinador de inferiores en la obtención de la Copa Argentina y el ascenso a primera, se para tranquilo sin que nadie lo moleste al lado del atril hasta que aparece Patria Quemera para dialogar con él y preguntarle su apreciación del prospero presente que vive la institución de Parque de los Patricios: “Evidentemente en los últimos años no se hicieron bien las cosas, porque chicos menores de 30 años a Huracán lo vieron más en la B que en la A y ellos no saben lo que es Huracán”, asegura el flamante técnico de la reserva y continua convencido: “Nuestra tarea no es sencilla, porque nosotros debemos demostrarles a los más jóvenes que es Huracán un club que pelea campeonatos, que juega copas, que está en los primeros planos y que sale en las tapas de los diarios y las revistas”.

-Entraron como interinos y terminaron con un año soñado: campeones, en primera y clasificados a la primera fase de la Copa Libertadores.

-Sí, la verdad que es algo soñado. Yo siempre dije que algún día iba a dirigir a Huracán en la Copa Libertadores, pero nunca pensé que iba a ser tan pronto. Igual, uno sabe que los técnicos, salvo tres o cuatro de mucho prestigio, duran lo mismo que un interino si los resultados no lo acompañan.

-Su interinato duró un mes, en el cual pasaron de estar últimos del Nacional B a pensar en planificar un partido de Copa Libertadores, ¿Son conscientes de todo lo que se logró en 30 días?

-Todavía estamos cayendo, porque fue una vorágine de jugar cada dos o tres días, con muchos viajes, pero sabiendo que hay que seguir. Huracán salió de terapia intensiva, hoy está en un estado normal y ahora hay que volver a ser el Huracán de siempre: el que juega copas, el que pelea campeonatos y el que no conoce la palabra descenso. Ese es el Huracán con el cual me crié yo.

-Pasaron 20 años desde la última Conmebol que Huracán disputó, ¿por qué tardó tanto el club en volver a un plano internacional?

-Habría que analizarlo fríamente, pero evidentemente no se hicieron bien las cosas, porque chicos menores de 30 años a Huracán lo vieron más en la B que en la A y ellos no saben lo que es Huracán. Nuestra tarea no es sencilla, porque nosotros debemos demostrarles a ellos lo que es Huracán, un club que pelea campeonatos, que juega copas, que está en los primeros planos y que sale en las tapas de los diarios y las revistas. Ese es el Huracán que yo quiero volver a ver.

-¿El objetivo es mantenerse en el  plano internacional?

-Sí, exacto. Que sea normal que juguemos torneos internacionales. Yo estuve en el plantel que logró el ascenso en el 90 y el primer año que jugamos en la A nadie habló de descenso y estuvimos a un punto de jugar la Libertadores y disputamos una Conmebol que para nosotros era lo más normal del mundo. Con Néstor (Apuzzo) tenemos el objetivo de que Huracán vuelva a ser lo que fue.

-Cuando uno habla de Huracán campeón, ya no está más Menotti, porque lo más reciente es la dupla Rinaldi Apuzzo, ¿Qué se siente?

-Suena medio extraño, pero espero y creo que esta fue la primera página que escribimos y yo deseo escribir todo un libro con Huracán.

-Alguna vez Marcelo Bielsa llegó de inferiores a la primera de Newell´s y en un año y medio terminó jugando la final de la Copa Libertadores, ¿se puede repetir?

-A mí esas cosas no me asustan. En la final yo estaba tranquilo. A mí nadie me va a contar como es Huracán, porque yo lo conozco de toda mi vida y yo como todo el cuerpo técnico es consciente de las exigencias que tiene el club y que yo le decía siempre los chicos de inferiores. Esperemos poder seguir ganando cosas, ya que por historia Huracán siempre debe estar en los primeros planos.

-¿Huracán está capacitado para disputar cuatro torneos a la par?

-Sí, porque la Supercopa es un partido solo y la Copa Argentina no se juega tan seguido al principio. Además, este plantel ya demostró que el cansancio no lo afecta, porque Central llegó a la final con 15 días de descanso y nosotros, jugando cada tres días, fuimos superiores.

-¿Ayuda que el torneo  tenga ocho fechas menos de lo habitual en el año y tenga sólo dos descensos para 30 equipos?

-Ayudar todo ayuda, pero nosotros nos vamos a exigir como nos reclama la historia del club. Nosotros preparamos la pretemporada para el 4 de febrero en Lima y luego el partido de vuelta en el Ducó y así. Nosotros solo pensamos en el partido que nos toca y en poder seguir dándole cosas a este club.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: