A volar en Globo por América. (Huracán 0 - Alianza Lima 0)

Por el partido de vuelta del repechaje de la Copa Libertadores 2015, tras el resonante triunfo en Lima por 4 goles a 0, Huracán recibió a Alianza Lima en un Palacio Ducó que se vistió de fiesta, con una multitud a la que no faltó el papelazo ni todos los telones que le pusieron un marco superlativo a la noche de fútbol internacional que se vistió de gala y volvió a recibir a La Copa Libertadores en Parque de los Patricios, luego de 41 años.

Con el debut de Martín Nervo, en reemplazo de Echeverría, como única variante y sin Luca Sosa -cedido a Talleres de Córdoba- en el banco de suplentes, Nestor Apuzzo mantuvo el esquema que tan buen resultado le dio siete días atrás.

Huracán arrancó inquietando con un cabezazo de Eduardo Domínguez en el palo, pero con el transcurso de un aburrido primer tiempo donde el Globo controlaba el medio campo con un Vismara que alternó buenas y malas y un Villarruel que volvió a correr mucho, los peruanos no fueron peligrosos,  la intensidad del juego bajó y las situaciones no abundaron.

Tuvo un auspicioso debut Martín Nervo al que se lo vio sólido en la marca, rápido en los cruces y firme en el juego aéreo. Balbi volvió a cumplir sin sobresaltos su función de lateral por el sector izquierdo.

En el complemento Huracán consiguió mayor profundidad en ofensiva con un Romero Gamarra inspirado que tuvo una chance clara. Wanchope Ábila no mostró la efectividad de otras jornadas pero dispuso de dos ocasiones para abrir el marcador: con un anticipo que golpeó el palo del arco y con una gran tijera que contuvo el arquero George Forsyth.

Cerca del cierre, cuando Moreno y Fabianesi, Borghello y Sotelo ya estaban en la cancha,  Marcos Díaz le tapó una oportunidad certera a Pablo Míguez.

Con la tranquilidad de tener el objetivo cumplido Huracán cerró este repechaje y entró en el Grupo 3 junto con Cruzeiro de Brasil, Universitario de Bolivia y Mineros de Venezuela.

El camino por delante es duro pero la ilusión es enorme. La multitud que copó el Palacio Ducó e hizo posible esta fiesta -que solamente fue empañada por los gases y las balas de goma del final-, se merece este presente que nos mantiene invictos desde aquella derrota frente a Unión el 23 de noviembre, jugando la máxima competencia a nivel continental y de regreso a nuestro lugar de pertenencia: la primera división del fútbol argentino.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: