El Firulete Quemero: La Copa medio vacía o el vaso medio lleno

Después de dar vueltas y vueltas por las redes sociales haciendo catársis como muchos de nosotros; en las malas, en las regulares y en las buenas; alguien vió, se interesó en lo que uno volcaba en la pantalla y me preguntó si tenía ganas de escribir en Patria. Imposible decir que no, es un honor intentar,  al menos, ser parte de la página mas visitada por el Pueblo Quemero.

Dicho esto, vamos a lo que nos atañe que tiene que ver con la noche de anoche.

Venimos dulces y embriagados de lo que fue fin de año con el ascenso y la Copa Argentina, lo que siguió no fue un despertar resacoso sino todo lo contrario; nos encontramos con un 4 a 0 de visitante en lo que fue la primer fase de la Copa Libertadores frente a Alianza Lima, cuando íbamos de recontra punto y dimos el batacazo, como quien no quiera la cosa nos empezamos a despertar y ahí comenzamos a ver la realidad, sin una resaca espantosa pero con algún antiácido para poder hacerle frente a lo que nos espera. Ahí nos damos cuenta de virtudes y defectos del primer equipo, o los internalizamos. No voy a caer en la crítica a la falta de refuerzos, ya lo hicimos todos/as y al parecer poco eco tuvo en quienes dirigen los destinos del Club, afortunadamente se incorporó a Montenegro, sin ser sub 28, pero demostrando que tiene chapa. A todos/as nos dolieron sus actitudes, pero en la cancha debe demostrar lo que sabe y ayer arrancó y vaya si arrancó. El ingreso del jugador con el 30 en la espalda promediando el segundo tiempo nos demostró que hoy por hoy es titular indiscutido. El entrenador deberá analizar fríamente a quien saca del equipo titular o como comienza la tan deseada rotación (con lo que hay).

Si la resaca es resaca también tiene que ver con el fantasma de las lesiones, a la de la joya Espinoza, ayer se sumo la de Marcos “Kamikaze” Díaz (sé que muchos/as de ustedes le dicen San Marcos, o King Kong, para mi es Kamikaze) y con la caída en el área grande luego de tomar la pelota, a el y todos nosotros se nos vino el mundo abajo y ahí si que el noooo y el silencio posterior se escuchó en el Palacio y en cada lugar del mundo donde habite un Quemero/a.

Con todo esto a cuestas la noche pintaba para que sea nefasta y bien sabemos que históricamente cuando Huracán recibe un golpe se nos hace difícil levantarnos, pero eso viene cambiando; por el espíritu de grupo, por Apuzzo, por lo que baja de las tribunas; no sé, lo que si sé es que contra Patronato, el partido de ayer lo perdíamos y para jugar la Copa no hay que perder. El sabor de trago amargo, nadie nos los quita, sobre todo sabiendo que tuvimos al menos 11 opciones netas de gol, con un Wancho que obliga constantemente y Vismara que se convirtió en patrón de la mitad de cancha, merecedor del “Firulete Quemero” de la Noche, belleza absoluta el caño que tira en el comienzo del segundo tiempo.

La Copa Libertadores no da respiro y el martes tenemos revancha en tierra brasileña, pero antes nos encontraremos con el difícil y siempre complicado Godoy Cruz en Mendoza este viernes. Se hace casi obligatorio, comenzar a rotar, con lo que hay, están los que están y hay que alentarlos, como solo nosotros sabemos.

Las noches de vueltas olímpicas ya pasaron y la leve resaca, esperemos que también, es hora de encontrar regularidad, con bastón y galera cuando se pueda y sino con el overol puesto y entrega testicular, que afortunadamente no viene faltando.

Párrafo aparte para el Glorioso Pueblo Quemero que siempre está y alienta hasta el final, y basta de prohibiciones, que las leyes sean justas para todos. Una cancha sin público es como un panqueque sin dulce de leche.

Cierro con un abrazo de gol de Wanchope y un agradecimiento especial a mis amigos/as Carlos Biondi, Vico Stenvers y Juan Martín Zara (por orden alfabético); hacedores de mi ingreso a Patria Quemera.

 

Banderas Quemeras, en tu Corazón,

Yo quiero verlas, Ondeando Luzca el Sol o No…

 

Julián Cáceres (@juliankaxeres)

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: