La opinión femenina

Tuvieron que pasar 64 días para que volvamos a casa. 64 larguísimos días para ver al Globo disputando un partido de la Libertadores. Pellizcame, porque no lo creo. ¿Libertadores? Sí, Quemero, el Globo entró en la Copa Libertadores. Esa palabra que había desparecido de nuestra historia desde hace 41 años, esa palabra que sonaba a viejo recuerdo, a etapas de gloria, esa palabra, para mí, tan inalcanzable. Y ahí lo tenés, el equipo de Apuzzo hizo historia y no se cansa, porque va por más, porque va por todo. Campeón, en Primera, y en Copas internacionales. Te quiero mucho, Néstor. Te quiero de verdad. Siempre ahí, al pie del cañón, con su jogging y su remera; con esa facha eterna de entrenador de inferiores.   Un tipo humilde que nos está haciendo vivir en un sueño, porque todos hablan de Huracán, porque por fin el gigante se despierta.

Lo de ayer, fue una cosa inexplicable. No hay palabras. No hay sentimiento capaz de demostrar lo que se vivió en el Ducó. La excitación de volver a vernos. La alegría de volver a casa. La ansiedad de verte, por fin, en una copa internacional. La pasión por compartir este sentimiento con mi mamá y con mis amigos. Volver a ver todos los telones moviéndose entre la multitud fue una cosa de locos. Volver a ver la cancha repleta fue increíble. Venga un aplauso para esta hinchada, porque esta hinchada es sensacional. Sinceramente, el recibimiento de ayer fue sublime. Papelazo, banderas, el Globo paseándose por toda la Bonavena, mientras que los de la Miravé sostenían otro telón. Inexplicable. Sonrisas por doquier. La gente estaba extasiada. Ahí fue cuando mi hermana Noelia, la hormiga viajera de la familia, me mandaba desde un barcito en Curaçao, una pequeña islita en el Caribe, fotos de la reina de la Quema desplegándose. La locura viene de familia. Este amor sencillamente no tiene comparación.

Y sobre el partido, ¿qué puedo decir? Disfrutemos. No nos volvamos locos. El equipo de Apuzzo entró con una tranquilidad típica por haberse comido crudo a Alianza Lima en Perú la semana pasada. Dejaron que la visita se desespere, y que esa desesperación, lamentablemente, llegue a la tribuna.  ¡Ay, y si la jugada de Wanchope en que se tira por una chilena, entraba! Este plantel ayer merecía irse aplaudido, aunque haya faltado efectividad, simplemente porque nos regalaron una alegría enorme al haber ganado de visitante, como si la Copa no les pesara en sus espaldas, como si estuviéramos acostumbrados a disputar este tipo de partidos. Relajate, festejá y disfrutá. Es una sensación rara entre nosotros que vivíamos con el cuchillo entre los dientes. Pero esta vez, el Globo está volando alto. Y va por más. Vamos por más. Vamos por el torneo, vamos por la Copa Libertadores, vamos a defender el título en la Copa Argentina, vamos por la Recopa para entrar a la Sudamericana. De verdad, pellízquenme. Esto es increíble. Si esto es un sueño, yo no me quiero despertar nunca.

Quemero, este camino recién empieza. Tenemos que hacer historia, todos juntos. Porque juntos, volvimos a Primera. Porque juntos, salimos Campeones. Porque juntos, entramos a la Libertadores. El domingo, arranca otra ilusión, contra Unión de visitante. Que todos los corazones que estuvieron ayer en el Palacio, estén en el Estadio 15 de Abril. Cumple sus sueños quien resiste…  Y soñá, porque no cuesta nada.

¡¡La razón cuando me faltan razones!! (xxHxx)

Victoria Stenvers

@VicoHuracan

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: