La opinión femenina (Cruzeiro 0 - 0 Huracán )

10615555_10205787971959453_557097037670197025_n

Puntazo. No importa de dónde lo veas ni que escuela futbolística tengas, el Globo sigue haciendo historia. Si hace 5 meses estábamos en el fondo del océano, en lo peor de lo peor, y ahora la gente de Huracán copó el Mineirao para aplaudir a once leones que dejaron la vida en cada pelota. ¿Quién iba a decirlo? De la nada, a la gloria nos fuimos. Todos preferiríamos haber ganado, de eso no tengo dudas. Y si bien desde acá podría cuestionarle al técnico cosas sobre el planteo, no quiero, no me nace hoy. No quiero conformarme con poco, nunca espero eso para el club de mis amores, pero considerando que Huracán no contaba con dos de sus pilares, como son Kamikaze Díaz y la joyita Espinoza, el empate en Brasil nos viene como anillo al dedo.

No les voy a creer si me dicen que alguno tenía fe en Giordano. Persona con la que hablé, persona que me decía “tenemos que aguantar, el arquero es horrible”. La verdad, ayer, nos cerró la boca. Tapó varios mano a mano en los que dejé el corazón arriba de la mesa. Y el tipo perserveró y triunfó, porque ayer tuvo un gran partido. Nobleza obliga, dicen. No te digo que se convirtió el héroe, pero pega en el palo, je. Aún así, cada vez que Huracán agarraba la pelota, Cruzeiro sufría y se metía para atrás. Ver al Globo, de a ratos, dejando chiquitito a este cuco llamado Cruzeiro, me voló la cabeza; esta enfermedad sencillamente no tiene cura y yo ya no quiero curarme. Este equipo tiene miles de cosas para corregir, pero ayer, ayer me hizo feliz por un rato, por unos días. La defensa, en líneas generales, estuvo sólida. Con un arbitraje pésimo. Y con el mediocampo, con un 5 imparable. Y acá, necesito hacer una mención especial, qué partidazo jugó Vismara. Increíble. Todo bien hizo. Gladiador de medio campo. Bruja querida, barrió a cualquier jugador que quiso pasar la mitad de cancha. Para mí, el mejor jugador ayer. Como les dije el último partido, no me gusta jugar al pelotazo, Huracán tiene otra escuela, y el revoleo para mí no sirve. Yo soy de la escuela de Menotti, del toque, ¡qué lindo ese fútbol!  Si el planteo del técnico era aguantar y salir de contragolpe, lo consiguió. No entró, pero Huracán no tuvo muchas llegadas, y aguantó el resultado de visitante, con un arquero suplente.  Y si hay algo que rescato del partido, es el recambio. Porque con el ingreso de Montenegro y de Gallegos, el partido tuvo otra cara, y de hecho es de la mano del Rolfi que surge la llegada más clara de Huracán. El Globo en Brasil demostró que en Parque Patricios sobran huevos, garra, y corazón. No se vos, pero yo sigo en un sueño. Huracán me hace vivir en las nubes.

Se vienen difíciles paradas para el Globo. Lo de ayer fue inolvidable, pero Brasil ya lo dejamos atrás, para poner la mente en el viernes, en el encuentro con Gimnasia que viene de perder el clásico platense y los agarramos muy golpeados. Van a querer recuperarse y dar el batacazo en nuestra casa. No sé vos, pero yo voy a hacer que mi garganta se sienta para no dejarlos pasar. No van a pasar. No pueden pasar. No en el Palacio más lindo del mundo. Dejá tu garganta conmigo, Quemero. ¡Alentemos todos juntos pa’ que pongan huevo nuestros jugadores!

 

¡¡La razón cuando me faltan razones!! (xxHxx)

 

Victoria Stenvers

@VicoHuracan

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento