La opinión femenina

wanchope

Parque Patricios está de fiesta. Parque Patricios delira al compás de los bombos que retumban en la Bonavena. Parque Patricios “escucha la lucha del Globo Campeón”. Disfrutá, Quemero. Disfrutá, levántate y aplaudí a estos tipos que te tienen enloquecido, a vos, a mí, a todos. Aplaudí a estos guerreros que ayer dejaron todo por la camiseta, y hasta el último aliento en cada jugada. Sigo embriagada de tanto fútbol, de tanto toque, de ver menos pelotazos que de costumbre, de un fútbol un poquito más lindo. Sigo embriagada de amor por el Globo. Este amor tan enorme, tan lejos de parecerse a cualquier otro amor común y corriente, el que supera lo terrenal, el amor más desinteresado de todos. El amor que un fin de semana pierde el clásico y te entristece, pero que al otro fin de semana hace todo por pedirle perdón a su gente, para demostrarnos que estamos vivos, que seguimos peleando, que un tropezón no es caída, y que vamos para adelante. Siempre vamos para adelante: de la mano de los once guerreros, de los que apoyan desde el banco, y del gordo Apuzzo. Confiá Quemero, y respirá, seguimos vivos…

Lo de ayer fue enorme, fue todo de Huracán, todo felicidad. ¡¡Cómo te habrá quedado la garganta después de haber gritado 4 goles, Quemero!! Yo no puedo más, literalmente, dejé la voz en el Palacio y el alma cuando sentí el pitazo final. Pellizcame, clavamos cuatro pepas, y me cuesta creerlo. Wanchope, imparable. Inmenso. Majestuoso. Gracias, gordo, por salir un poco del off side, y por regalarnos tres goles para que este fin de semana largo sólo se nos infle el pecho para hablar del Globo, y de lo genio que sos. Vismara, una máquina, siempre de mis favoritos, siempre trabando con el alma en la mano, para intentar no dejar pasar a nadie. Y, qué puedo decir del Chileno Puch que, con su clase y sus firuletes, cuando se fue, todo el Estadio coreaba su nombre. Se ganó un lugar en el once inicial, y de eso no quedan dudas. La defensa, sólida, como nos gusta a todos. Marcos volvió a demostrar que es el dueño de los tres palos, aunque el Bichito no le haya llegado tanto. Balbi volvió excelente, para hacernos olvidar de los desastres que se mandaba Sotelo por ese lado. Fue todo del Globo, absolutamente todo. Y por eso, hoy, mañana y pasado, es todo alegría para nosotros. ¿Qué más podemos pedir para coronar este fin de semana largo? Sonreí, Quemero, que en unos días volvemos a vernos las caras con Banfield y queremos sumar de a 3, porque, aunque sean nietos nuestros, los partidos se juegan y hay que ganarlos, aún si tenemos que salir con el cuchillo entre los dientes.

Nos quedan unas semanitas para volver a jugar la Copa Libertadores de América, por lo tanto, es menester sumar todo lo que se pueda en el torneo local ahora que tenemos un solo partido por semana. Se puede, Globo querido, siempre se puede… El camino es larguísimo, pero, ¡qué lindo es ganar, golear y gustar! Inflá el pecho más que nunca esta semana. Vamos Quemero no me falles este año, si vos sabés que te sigo a todos lados…

 

¡¡La razón cuando me faltan razones!! (xxHxx)

Victoria Stenvers

@VicoHuracan

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento