Lesiones son dolores

Durante el partido con Cruzeiro, Luciano Balbi se retiró del campo de juego tras sufrir una distensión del ligamento poplíteo perineo. Además, Matías Giordano sufrió una contractura en el recto anterior del cuádriceps.

Huracán arrancó una temporada en donde deberá afrontar cuatro frentes, de los cuales ya debutó en dos (La Copa Libertadores y el torneo local) y durante el mes de abril hará su estreno en los dos restantes (Copa Argentina y Supercopa Argentina), aunque el balance del primer mes es preocupante para el cuerpo técnico, debido a las lesiones que padecieron sus futbolistas.

Ni bien inició la temporada para el conjunto de Parque de los Patricios, Néstor Apuzzo se desayunó que Cristian Espinoza sufrió una fractura del quinto metatarsiano del pie derecho, la cual le demandará entre dos y tres meses de recuperación (podría perderse toda la fase de grupos de la Copa Libertadores).

Luego, frente a Arsenal en reserva Alexis Ferrero, quien se estaba poniendo a punto tras sufrir una rotura de ligamento cruzado, sufrió un esguince de rodilla que le impidió terminar el cotejo y que lo dejará alrededor de tres semanas afuera de las canchas.

Pero las malas para el cuerpo técnico no quedaron ahí, ya que en el primer partido de la fase de grupos de la Copa Libertadores, Marcos Díaz salió a cortar un balón frontal que venía a media distancia y en el pique corto, padeció un desgarro en el gemelo izquierdo y tendrá aproximadamente tres semanas de recuperación.

Además, durante la temporada pasada Carlos Arano sufrió una rotura de ligamento, que le demandará entre cuatro y seis meses, y Germán Mandarino tuvo una hernia de disco que le impidió jugar la final de la Copa Argentina y del ascenso en Mendoza y por la cual todavía deberá tener dos semanas más de recuperación.

A todo esto, en el partido de ayer frente al Cruzeiro de Brasil se le sumaron las lesiones de Luciano Balbi (distensión del ligamento poplíteo perineo) y Matías Giordano (contractura en el recto anterior del cuádriceps). Hoy Fernando Locasso le hará estudios a ambos futbolistas para comprobar la gravedad de sus lesiones, aunque en principio, lo del portero no sería grave ni le impidiría estar en los próximos compromisos del plantel.

La enfermería en Parque de los Patricios comienza a llenarse y para Néstor Apuzzo y Gabriel Rinaldi, las lesiones son dolores, fuertes dolores de cabeza.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: