Lo salvó la Campana (Huracán 1 – Gimnasia LP 1)

En el Palacio Tomás A. Ducó, un Huracán alternativo recibió a Gimnasia y Esgrima La Plata por la cuarta fecha del Torneo de Primera División Julio H. Grondona. El Lobo abrió el marcador a los 15 minutos del primer tiempo, de la mano de Antonio Medina, pero el juvenil Lucas Campana igualó en el complemento para sellar el empate.

El Globo y el Tripero no se veían las caras desde aquel desempate para definir quién jugaba la promoción en el 2011, partido que terminó enviando a los quemeros a la B Nacional. Pero hoy, cuatro años más tarde, los de La Plata se encontraron a un Huracán diferente. En Primera, campeón vigente de la Copa Argentina y jugando la Copa Libertadores. Esto último, que tantas alegrías le genera a la gente de Parque Patricios, a Apuzzo lo complica a la hora de armar su once titular en el campeonato. Sumado a las bajas que tiene por lesiones y expulsiones, hoy Huracán volvió a barajar entre el plantel y salió a la cancha con varias modificaciones, entre ellas, el tercer arquero en lo que va del año (Marinelli), un ex Gimnasia (Distéfano) y un debutante (Campana). Pese a la importancia que se le está dando al certamen continental, Huracán venía de ganar un partido y perder dos en el torneo local, y necesitaba empezar a sumar. Por eso, el equipo alternativo que planteó Apuzzo tenía como misión hacerse fuerte en su casa y enfrentar a un Gimnasia que por ahora no ganó y que venía golpeado, tras la derrota en el clásico platense.

En el atardecer del viernes, Diego Abal indicó el comienzo del encuentro en el Ducó y Huracán salió a buscar el partido con todo. Con el correr de los minutos, ninguno de los dos equipos lograba acercarse al arco rival y cometían muchos errores en mitad de cancha. Los locales no encontraban el juego y Gimnasia, de a poco, se fue haciendo cargo de la pelota. Con una defensa firme, que salía rápido para generar contraataques, y el recurso de los volantes de tirar pelotas cruzadas hacia los delanteros, el Lobo intentaba complicar a un Marinelli que cumplió bien su función. Pero en el minuto 15, el capitán Lucas Licht envió un pase fuerte por abajo, desde tres cuartos de cancha, que atravesó la defensa y Antonio Medina alcanzó a empujar al fondo del arco con su pierna estirada. A partir de entonces, el partido seguía siendo parejo, con mucha presión de ambos equipos, pero a la vez mucha imprecisión. En cuanto Moreno y Fabianesi comenzó a participar más, el Globo empezó a conectar jugadores y a encontrar su juego. En el minuto 42, Distéfano, que no venía teniendo un buen partido, remató al ángulo e hizo que el arquero Navarro tuviera que volar para impedirle el empate. De esta manera, cuando Abal marcó el final del primer tiempo, los dirigidos por Apuzzo se fueron a los vestuarios con el marcador 1-0 abajo.

Afortunadamente, los equipos volvieron a la cancha y el empate no se hizo esperar. Tras un córner desde la derecha, el pibe de las inferiores, Lucas Campana, llegó a peinar la pelota que, tras una mala maniobra del arquero Navarro, entró y acarició las redes. El gol del 1-1 a los 6 minutos infló a los quemeros, que salieron a buscar el segundo. Y Apuzzo, que tampoco se conformaba con el empate, estrenó al tan ansiado Edson Puch y, más tarde, puso en cancha al Rolfi Montenegro. Estos dos demostraron sus condiciones y le dieron al Globo un juego de mayor calidad. Fue así que empezaron a ganar terreno, hasta que llegó la segunda amonestación y expulsión de Nicolás Bruna. Con un jugador menos en cancha, cuando faltaban nueve minutos, Huracán empezó a estancarse, aunque sin perder posesión de la pelota. A los pocos minutos, Gimnasia también quedó con 10 hombres, luego de la doble amarilla al número 4, Facundo Oreja, que nada pudo hacer desde el ingreso del chileno Puch. Y con el resultado igualado en uno, Abal culminó el partido para que el Globo y el Lobo se repartieran los puntos.

“El domingo cueste lo que cueste”, cantaban los hinchas quemeros, por el encuentro que se viene la próxima fecha en Bajo Flores ante San Lorenzo. Pero antes, los de Parque Patricios tienen una parada difícil en Bolivia, frente a Universitario de Sucre, líder del Grupo 3 de la Copa Libertadores. Huracán visitará el país vecino el martes a las 19:30, y luego disputará el partido más ansiado del torneo, aunque sin público ya que será en condición de visitante. Se viene una semana cargada y Huracán tiene que estar listo para jugar a dos puntas. Se viene una semana de Copa Libertadores y clásico.

 Por Julieta Miguez

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento