Embocados (Huracán 0 - Boca 2)

En el Ducó, Huracán perdió el clásico ante el invicto y único puntero del torneo, Boca Juniors. Con dos goles de César Meli de contra, el conjunto xeneize se impuso 2-0 y se mantiene en lo más alto de la tabla, mientras que el Globo, que quedó en el puesto 22, ya piensa en el choque del miércoles ante Universitario de Sucre, por Copa Libertadores.

El sol se escondía de a poco por atrás de la tribuna Bonavena y el cielo naranja iluminaba a un Palacio repleto. Mientras tanto, salían a la cancha Huracán y Boca para verse las caras nuevamente, luego de aquel 26 de julio del 2014, cuando, por Copa Argentina, el Globo ganó 2-0 con goles de Ábila y Mancinelli. Los quemeros tenían la ilusión de que la tarde noche de ayer fuera igual. Porque el once inicial de Néstor Apuzzo tenía mucho en común con el de Frank Kudelka de aquel entonces. Pero finalmente, con la noche del domingo, también llegaría la derrota para los de Parque Patricios.

Fernando Rapallini indicó el comienzo del partido y el ex Huacán, Daniel Osvaldo, movió la pelota a su compañero xeneize para poner en marcha el juego. Durante el primer tiempo, los  locales salieron a presionar a Boca y la defensa anuló al jugador que hace diez años debutó en la Primera del Globo. Sin embargo, Huracán, otra vez, abusó de los pelotazos a Ramón Ábila y Lucas Campana, que eran fácilmente tapados por la defensa visitante. Del otro lado, los dirigidos por el ‘Vasco’ Arruabarrena eran dueños del juego y manejaban los espacios y la pelota, sobre todo, en el mediocampo. Boca se recomponía rápido y proponía más, pero no llegaba al arco de Marcos Díaz. Hasta el minuto 25: Nicolás Lodeiro recuperó una pelota cerca de su área con un pase rápido a César Meli y éste jugó a un toque con Daniel Osvaldo, que, con caño incluido a Eduardo Domínguez, se la devolvió sobre el punto de penal, para que definiera solo frente a Díaz con su pie derecho. Un contraataque perfecto: rápido y efectivo. Tras el gol de Meli, Huracán siguió intentando con pases largos y la presión en campo contrario. Tuvo algunas oportunidades difusas antes de irse a los vestuarios, como el error del ‘Cata’ Díaz en un pase atrás que complicó a Sara y un gol anulado por off side a ‘Wanchope’. Pero el entretiempo llegó con el marcador 0-1.

El segundo tiempo encontró mejor parado al Globo, que buscó el gol del empate con más intensidad. A la gran actuación de la ‘Bruja’ Vismara, se le sumó el ingreso del ‘Kaku’ Romero Gamarra, Agustín Torassa y el ‘Rolfi’ Montenegro, para darle más velocidad y juego a Huracán en el campo contrario. A partir de entonces, tuvo las chances más claras con algunos intentos de Ábila, un remate de Montenegro y una jugada que increíblemente se perdió Lucas Villarruel abajo del arco. Pero sobre el final, cuando Huracán era un poco más, Boca supo aumentar la diferencia y selló la victoria. La jugada arrancó por izquierda desde mitad de cancha, y con cuatro toques llegó el pase de Jonathan Calleri a quien había marcado el primer tanto. A los 42 minutos del complemento, César Meli dejaba en el piso a Guillermo Sotelo y definía cruzado frente a un Marcos Díaz que tuvo una respuesta débil. Y así, con el resultado 0-2 y algo de impotencia en Parque Patricios, culminó el clásico en el Ducó.

El fútbol es así: gana el que hace más goles. Y esta vez fue Boca. En los papeles era de esperarse un resultado a su favor. Venían invictos y Huracán tenía que presentar un mix en la formación inicial por las lesiones y los que se guardaron para jugar ante Universitario de Sucre. Pero por un momento pareció que las cosas iban a ser diferentes. El Globo presionó y, pese a que Boca controló casi todo el partido, demostró que le puede dar pelea a todos. El resultado fue justo porque el conjunto de la Ribera concretó cuando tuvo la chance. En cambio, Huracán no. Estas son las cosas que ya no deberían pasar. Ahora se viene el partido por Copa Libertadores el miércoles a las 19:45 hs en el Ducó. Y después, Racing, el sábado a las 20:15 hs. Hay que saber recuperarse de esta derrota, barajar y dar de nuevo. Poner en cancha a los que estén mejor. Plantear cada partido para ganarlo. Afrontar uno por uno los choques que se vienen. Ir “paso a paso”. El torneo es largo, pero no hay que descuidarlo. Y las fechas que se aproximan del certamen continental también son decisivas para pasar a la siguiente instancia. Es ahora cuando Huracán tiene que estar más firme que nunca.

Por Julieta Miguez.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento