La opinión del hincha

Ante una multitud se presentó Huracán en el Palacio Duco. Y lo hizo con un equipo “mix” con muchos suplentes mezclados con algunos titulares. El primer tiempo le costó tener la pelota recurriendo sistemáticamente al pelotazo para tratar de encontrar a Wanchope Abila o a Campana, sin muchas chances de conseguirlo. El rival se pone en ventaja con un contra y deja mal parado al planteo esperando el entretiempo para cambiar la situación. Ya en el segundo Huracán salió a jugar un poco mas arriesgado y con el ingreso de Gamarra emparejó el partido teniendo unos 25 minutos (aproximadamente) con el empuje la posibilidad de empatar. Pero el segundo gol apagó todas las esperanzas y se volvió a perder en un torneo que nos tiene bastante flojos en la tabla de posiciones.

Hasta ahí el análisis frio de la cuestión. En la cancha ya son muchas voces que recriminan a Apuzzo la forma que tiene de encarar los partidos y ante cada pelotazo se hacen sentir. El tema es simple: Huracán sería muy diferente si jugaran Balbi o Arano, Mandarino, Toranzo, Gamarra (de entrada), la joya Espinosa y el chileno Puch. Me atrevería a decir que solo con Espinoza la cosa sería totalmente distinta. Es que el plantel no contó con alguien que juegue por afuera para asistir a Wanchope, no hay forma que llegue con pelota dominada hasta las últimas líneas rivales para poder tener opciones de gol si no es con una contra o el odiado pelotazo. Y Apuzzo lo sabe. Y nosotros lo sabemos. No se le puede achacar al técnico el sistema cuando las armas que contamos no nos dan mas opciones. Es duro, porque sabemos que Huracán podría estar mucho mas arriba en la tabla, pero sabiendo que estamos jugando paralelamente la Copa Libertadores, creo que hay que bajar un cambio y entender que lo que vemos es lo que hay.

Si Huracán hubiera empatado en el transcurso del segundo tiempo no hubiera estado mal pero haciendo un balance total del partido reconozco que fuimos superados futbolísticamente y físicamente.

Párrafo aparte para la gente de Huracán: promediando el segundo tiempo se escucharon cánticos a Vismara reconociendo su labor. Hace un par de opiniones atrás, comenté que los murmullos se habían acallado y ahora el cambio de la gente ante nuestro número cinco es total, y me pone muy contento porque Vismara es un fenómeno y es el reloj de nuestro plantel.

No nos podemos lamentar mucho porque el miércoles tenemos que volver a llenar al Duco, por la Libertadores ante Universitario. Aparentemente el chileno Puch estaría para jugar y desde el vamos les digo que será todo diferente. Apoyemos, no nos dejemos caer ni que se caiga nuestro plantel. Vamos para adelante y con fe. El material está.

Saludos Quemeros!
Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: