La opinión femenina

duco(1)

Huracán te mata. Ayer decidí irme a dormir ni bien salí del Palacio porque el horno no soportaba ni un bollo. Lejos de ser pesimista, o de insultar al DT por el planteo, lo de ayer fue una cachetada, un baldazo de agua fría, un golpe a un corazón que, después de mucho, se había empezado a acostumbrar a empezar a vivir cosas buenas ¡de una buena vez! Esto que digo no es por haber perdido un partido, porque eso puede pasar, sino por perder cómo se perdió y contra quién se perdió. Duele que Huracán, con la historia que tiene, no pueda mantener una idea de juego. Sigo sosteniendo que los lesionados nos complican y mucho, que necesitamos recuperarlos con urgencia para poder tener recambio. Por favor, gordo Apuzzo, yo te quiero y voy a estar eternamente agradecida por darme el día más feliz de mi vida, pero no juguemos más al pelotazo, no va con nuestra historia, y además, a la vista está, no da resultado. Menos contra estos equipos que si, de casualidad te hacen un gol, definitivamente te van a defender hasta con el aguatero bajo los tres palos. ¿Será mucho pedir que Huracán mantenga la línea que mantuvo tantos años? ¿Que se juegue por abajo? ¿Que vuelva el tiki tiki? Tenemos jugadores de buen pie, de eso me jacto siempre, pero si vivimos revoleando la pelota, el buen pie no sirve. No quiero decir que a equipos que revolean la pelota les vaya mal, pero el Globo es de la hermosa y eterna escuela del fútbol lindo, de mover la redonda de manera que te emocione. Lejos, muy lejos, estamos de eso. De todas maneras, como hago siempre, quiero sostener lo que hago partido tras partido: Vismara + 10. El único que propone es el jefe del mediocampo. Va siempre para adelante, corta, traba, acompaña, ayuda, quita y plantea el juego. Disculpeme señora/señor, usted va a pensar que estoy enamorada de Vismara, que de hecho, fuertemente lo estoy; pero no me niegue la calidad de este jugador, es una cosa increíble, qué orgullo que sea el 5 que vista la misma camiseta que vestimos todos nosotros.

Volviendo al meollo de la cuestión… Lo de ayer, dolió. Porque, aunque hayan chances matemáticas todavía, al hincha, que se bancó siempre todo, se le desvaneció la ilusión de estar entre los mejores de América. Y no sólo eso, sino que, de a poco, te das cuenta que perder puntos en el torneo local para preservar el equipo para la Libertadores, con el diario del lunes, fue o es en vano. Ya está, ya empatamos. Chances quedan, pero la ilusión un poco está borrada. De este equipo y de este cuerpo técnico depende que la ilusión, esa hermosa sensación que sólo nosotros podemos entender, se remarque nuevamente. Es ahora. No podemos perder más oportunidades, el tren no pasa muchas veces, y hay que aprovechar y subirse. “Cuando las cosas salen como no las espero, la vida me hace más guerrero…” Vamos Globo querido, que, mientras queden minutos de partido, todavía hay vida.

Se viene el difícil Racing de visitante. Es menester empezar a sumar en el torneo local, no lo miremos más de reojo, porque los puntos que se pierden al principio, por estar atareados, son siempre los que más se lamentan al final. A vos te digo, Quemero, Quemera, desde cualquier parte del mundo, al Globo todo, sin pedirle nada. Si querés usar los 90 minutos –o 180 minutos, en el mejor de los casos- semanales para ir a putear a Apuzzo o a algún jugador, estás en todo tu derecho; yo prefiero ir a alentar a estos colores, que son los más lindos del mundo.

 

¡¡La razón cuando me faltan razones!! (xxHxx)

Victoria Stenvers

@VicoHuracan

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento