opinión del hincha (internacional) Mineros 3 Huracán 0

Mineros-Huracan_CLAVID20150421_0053_34

Huracán te pone allá arriba, cerca de las estrellas, haciendo que pongamos nuestra condición de hinchas sobre cualquier otra cosa. Nos cambia (radicalmente, totalmente) el estado de ánimo y su influencia en nuestras vidas es poderosísima.
Pero Huracán también te manda allá abajo, cerca del infierno, haciendo que todo lo que se haga después de una noche como la de Venezuela, esté mal. Tomar un colectivo, la cara del portero, todo está mal.
Me consta que el plantel hizo el viaje porque vi fotos. Pero los que salieron a la cancha, si me dicen que eran dobles, créanme que les creo. No se que pasó. Si tomaron agua en mal estado o comieron algo, o se pelearon los jugadores, o se pelearon entre los técnicos, o se pelearon los jugadores con el cuerpo técnico o solo con uno de ellos. No se porque salió Domínguez en el entretiempo, no se porque Toranzo no hizo nada. Tampoco se que se dijeron antes del partido ni tampoco en el entretiempo y menos después.
Lo que si estoy, y muy seguro, es que algo pasó. Y eso que pasó nos involucró a todos. Y todos los hinchas de Huracán estamos hechos mierda por lo que pasó, que no sabemos que es. Estamos en estado de destrucción total, devastados, con un pasaje en la mano para ir a San Juan a ver la final con River y no tener siquiera ganas de comer algo o tomar un vaso de agua. Todo eso nos pasa a nosotros, por algo que pasó en el plantel. Y todo se torna gris y cuando nos encontramos con otro Quemero nos hacemos la pregunta: ¿Qué pasó?

 
Obviamente que nada cambia en torno a nosotros. Estamos acostumbrados a estar en la mala porque siempre estuvimos en las malas. Pero nos habían dado una enorme cena, un buen vino, nos pusieron música para acompañar y nos sacaron el postre de la mesa y lo tiraron a la calle. Cuando le ganamos al Cruzeiro sentí que Huracán me devolvía alegrías que la vida me había quitado, así, de un saque. Y de un solo saque, Huracán me sacó todo.
Pero bueno, Quemeros. Confieso algo: en nuestras continuas visitas al Nacional B, íntimamente siempre tuve el temor de que en algún momento descendiéramos a la B Metro. Es algo que constantemente tenía pegado al cuerpo. No lo decía por razones obvias. Hoy me siento muy, muy mal. Pero me eliminaron de la Copa Libertadores. Jamás creí que Huracán iba a estar ahí. No es consuelo porque cuando uno entra al baile le agarran ganas de bailar y si al final de la noche no pudo hacerlo con una chica linda, se va a su casa de la misma forma que estamos todos nosotros hoy.
¿Qué hacer ahora? ¿Vamos a ser menos Quemeros? ¿Viene la famosa frase “no voy mas”?
Todo sabemos que nada de eso va a pasar y que si tenemos la suerte de traernos la Supercopa, nuestra cara va a cambiar.
Porque somos así, somos Quemeros.

Saludos Quemeros!
Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento