La opinión femenina

B9iX_qMIEAADe7y

Aquí estoy, pasadas 24 horas del partido, y aún sin saber qué decir o cómo explicar lo que pasó. El partido de ayer era para ganarlo. Era para, por fin, despegar y tratar de ganar dos partidos seguidos. Pero no… Huracán demostró este semestre una de sus peores caras. Desde la bipolaridad de un partido a otro, a las lesiones que nos acompañaron durante estos partidos, convocatorias a selecciones, bajas de rendimientos de muchos jugadores, y, al parecer, una lluvia de egos que no dejan ver que, lo más importante, es y tiene que ser siempre Huracán.

Como dijo mi compañero y amigo Biondi, el resumen de Huracán de este semestre se resume en los últimos cinco minutos del partido de ayer y yo no puedo estar más de acuerdo con esa afirmación: expulsión del arquero rival, no tienen más cambios, ataja un jugador, tiro libre apenitas afuera del área, acomodan entre el Rolfi y Domínguez. Era LA oportunidad, no había nada mejor. Si pasaba la barrera, era medio gol contra un “arquero” sin experiencia.  Si pasaba la barrera, posiblemente habría que empujarla o hasta soplarla, posiblemente era gol de Huracán y posiblemente Parque Patricios deliraba con otro triunfo. Había que romperle el arco, pero Dominguez le saca la chance al Rolfi de reivindicarse con la hinchada que aún no puede perdonarlo. El capitán tira una masita que la ataja hasta mi abuela en chancletas. Sale la contra de Colón, Dominguez traba a un rival. Doble amarilla y a llorar a la iglesia. Expulsión. Si no pudiste ver el partido, imagino que no podés creerlo. No es una joda, te lo juro. En Huracán todo es posible.

Se va terminando un semestre en el que ganamos una Supercopa contra un rival muy importante, pero nuestra presencia en el torneo local, que debía ser prioridad, termina siendo paupérrima. Habrá que aprovechar el descanso para que todos se pongan en el lugar que deben estar. Trabajar en los que están –sobre todo en la parte física-, trabajar para correr del medio a los que no demostraron nada, trabajar para eliminar los egos y trabajar para traer refuerzos acorde a nuestra situación.

Es el momento de exigir, de cambiar de página y de dar un salto, por fin, a lo grande. En la espalda tenemos años de historia. No podemos permitirnos ver cómo todos ganan y nosotros seguimos esperando un milagro. Y, aunque no podamos ir a la cancha (no saben lo triste que me pone esto, ya no puedo sostenerlo), la mejor manera de exigir desde nuestro lado, es mostrando la identidad que tenemos con el club: nuestro carnet de socio. El próximo semestre vamos a ver para qué estamos hechos: tenemos tres competencias complicadas para afrontar. Este torneo que maltrajimos este semestre, la Copa Argentina para demostrar por qué somos el último Campeón, y la Copa Sudamericana, para insertarnos en el plano internacional. Déjenme soñar que se puede.

 

¡¡La razón cuando me faltan razones!! (xxHxx)

 

Victoria Stenvers

@VicoHuracan

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento