El Firulete Quemero: PUNTO, BODRIAZO Y PREOCUPACIÓN.

1

Volvió el fútbol, bueno es un decir; volvió Huracán, lamentablemente es un decir también. Anoche el Pueblo Quemero nuevamente tuvo que alentar al Globo por medio de una pantalla de televisor; sin poder asistir a la cancha, con órdenes y contraórdenes que decían que sí, que volvían los socios, que no, que la policía y la historia de siempre; una fecha más sin pisar el Palacio. Por suerte, esta sanción ridícula se levanta y en la próxima de local podremos dar el presente y alentar a nuestros colores.

Poco fútbol brindó el Globo anoche frente a un rival en que si esto se definiera por puntos como en el boxeo, se hubiera llevado el triunfo por una diferencia solvente en las tarjetas, pero esto es fútbol o intenta serlo y Huracán consiguió un punto de local contra un equipo envuelto en una crisis donde ya cambiaron 3 veces de técnico en lo que va de la temporada. Suena a poquísimo el puntito conseguido anoche y lo preocupante es que si en algunos pasajes del primer semestre el conjunto dirigido por Apuzzo mostró una idea de juego, hoy esa idea está ausente. Un equipo demasiado largo donde el pelotazo a Wanchope es ya la carta más importante, donde la asociación Toranzo-Montenegro todavía no brinda los resultados esperados, ellos, que supuestamente son los encargados de ser el eje futbolístico no se terminan de encontrar y queda el manejo en pies que no son los más aptos para la elaboración de juego. Lo de ayer fue un verdadero bodrio, cuesta recordar chances netas de gol a favor de Huracán, alguna de Espinoza aislada más un par de jugadas de pelota parada y no contemos más; sí, se puede decir que Giordano nuevamente volvió a demostrar que aquel oscuro pasado frente a Sportivo Belgrano en esa categoría que no hay que volver nunca más, fue una excepción y ayer el 0 se mantuvo en el arco gracias a él, sin dudas acreedor del “Firulete Quemero”, triste que de local la figura sea el arquero, pero es la realidad.

Podemos darle vueltas a los planteos tácticos, podemos criticar amablemente o con vehemencia a Apuzzo, pero sería leer solo una parte del libro. Si hay responsables en este presente de Huracán, hay que buscarlos primero en el oficialismo conducido por Alejandro Nadur, presidente del club, que él con la mesa chica que toma decisiones está haciendo que estemos arriba de un tobogán y si hay algo que bien sabemos nosotros, los socios e hinchas, es que cuando Huracán se sube al tobogán el destino es ese que no queremos mencionar. Refuerzos, que son simples incorporaciones, posibles ventas de jugadores del club que el socio no sabe en qué condiciones se darían, internas en el cuerpo técnico que el mundo Quemero se termina enterando por el diario del lunes sin ninguna voz oficial (entrada de Laguna, salida de Rinaldi). Sería necio decir que en el ascenso y las últimas dos copas Nadur no tuvo nada que ver, pero así como fue responsable en los logros obtenidos, lo es también en este presente que tiene como objetivo de mínima mantener la categoría en un torneo que descienden dos de treinta. Objetivo mezquino si los hay, pero fundamental con el presente que estamos viviendo.

La próxima fecha es en San Juan, y hay que despertar a esos leones que siempre menciona el entrenador, si son leones como dice y lo demostraron cundo tuvieron que hacerlo, ahora es primordial volver a enfurecerlos para comenzar a enderezar el barco. Es tarea de ustedes jugadores, de usted Néstor Apuzzo y de usted señor Presidente del Club Atlético Huracán, Alejandro Nadur.

 

Banderas Quemeras, en tu Corazón,

Yo quiero verlas, Ondeando luzca el Sol o No…

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento