EL FIRULETE QUEMERO: HURACÁN PARA LA VICTORIA.

Volvió Huracán, volvió a jugar en gran parte como el mundo quemero quiere. Atento en cada pelota, tocando cuando hay que tocar, raspando cuando hay que raspar y metiendo cuando hay que meter. Evidentemente el trajín llevado a cabo durante gran parte del cotejo en Victoria hizo mella y algunos jugadores se quedaron sin piernas para que el conjunto local esboce una levantada y achicar la diferencia a 3 goles cuando todo hacía prever que el 5 a 0 era definitivo. También se puede analizar en cuanto al recambio donde ni Moreno y Fabianessi ni Borghello ni Romero Gamarra entraron en sintonía con el resto del equipo.

Huracán arrancó el encuentro con la premisa de hacerse con la pelota, de llevarla con pausa pero sin prisa hacia el arco rival y buscar abrir el marcador. Cuando apuntó marcó y así llegó el primer tanto, gracias un pase atrás de Wanchope hacia el 30, donde el marcador local ya en el piso disputando el balón lo toca con la mano y penal cobra el árbitro uruguayo que cambia por gol con solvencia Mauro Bogado. A partir de ahí comenzó el festival, con Montenegro, sí Montenegro volviéndose a encontrar con aquel que nos supo deleitar, manejando los hilos, con Cristian imparable (sin dudas se lleva el “firulete quemero” de la noche) para toda la defensa consiguiendo por primera vez hacer 3 goles y con Wanchope solidario, abriéndose cuando lo tenía que hacer sin buscar desesperadamente el gol para ser el héroe de la película. El héroe fue el equipo que volvió. Atrás quedarán si continúan de esta manera los sinsabores a los que nos llevaron en estos últimos meses y demostrar que no fue casualidad que los leones se deglutieran al difícil Tigre de Alfaro.

Seamos prudentes, es la primera fecha de la Copa Sudamericana y el objetivo, claro está, es la pelea por la permanencia. Ahí habrá que meter toda la carne al asador y seguir mostrando a este Huracán osado; si hay que hacer un balance entre lo mostrado anoche y la tarde del domingo queda un gusto dulce ya que el primer tiempo frente a Lanús fue sin dudas una performance más similar a la mostrada frente a CAT pero sin goles, y los últimos minutos de los 2 encuentros fueron los que quedaron en el debe. El “Kaiser” Eduardo Domínguez sabrá cómo hacer para que sus dirigidos mantengan el nivel y llegar al cierre de los encuentros sin sobresaltos. Hasta ahora y por lo demostrado, las herramientas están, queda en él saber utilizarlas.

Soñemos con un Huracán consolidado en primera, soñemos con más campeonatos, soñemos con Huracán jugando copas internacionales, soñemos con que se nos haga costumbre todo esto y no, que sea solo producto de la casualidad; para que estos sueños dejen de serlo tiene que haber un trabajo consolidado desde arriba hacia abajo, desde quienes dirigen el club hasta el último de los suplentes, todos unidos en el mismo barco; y así todo el Pueblo Quemero acompañará como siempre lo hace; ahora, es tiempo de comenzar a sacar la cabeza del agua y empezar a flotar para luego comenzar la carrera hacia el triunfo. Vamos Globo. Vamos Huracán. Vamos todos juntos hacia la victoria eterna.

Pd: Este “Firulete Quemero” está íntegramente dedicado al compañero y amigo Martín Jauregui.

Banderas Quemeras, en tu Corazón,

 

Yo quiero verlas, Ondeando Luzca el Sol o No…

 

 

 

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento