Mi villano favorito

 

Sí, nuestro villano favorito es Néstor Apuzzo, que hoy tras la derrota contra Nueva Chicago en una final por el descenso, inmerso en un andar turbulento en el campeonato, dejó su cargo como entrenador de Huracán.

Fin de ciclo. No se podía aguantar más, ya era necesario para los hinchas, para Huracán, para Néstor, para todos. Pero no hay que olvidar, que fue todo un ciclo y no solo una gran racha negativa la del exentrenador del club, por eso en Patria Quemera, haremos un recorrido del tipo que arrancó como actor de reparto, que pasó a héroe y hoy termina como el villano.

Allá por mediados de Noviembre 2014, Huracán era un volcán en erupción en el fondo de la tabla de la “B” Nacional, y con un solo puñado de partidos faltantes para terminar el torneo y escasas chances de llegar a puestos de ascenso. Ahí, apareció Apuzzo, a tapar un bache, a cubrir un puesto, a cumplir un rol secundario, esperando que llegue el actor principal, que nunca llegó. Pero el DT empezó a ganar, y a base de triunfos fue formando su estirpe de héroe, de intocable, tanto es así que con siete partidos jugados en la “B” Nacional (contando el desempate con Atlético Tucumán, 7 PJ – 6 G / 1 P), logró el impensado ascenso. Y no es todo, a pesar que solo dirigió dos partidos (2 PJ – 1 G / 1 E), será el hombre que quedará en todas las carteleras como “El técnico campeón de la Copa Argentina”. Hasta aquí, el guión pintaba para una película histórica pero…

Luego de un gran – final –  2014, llegó la ansiada Copa Libertadores, pero primero debería pasar el repechaje frente Alianza Lima y allí “Los leones” volvieron a hacer historia de la mano del entrenador y con una contundente victoria en el global de 4-0, volvió a los primeros planos del fútbol local e internacional. Desde allí, comenzó el declive, con altos y bajos – muchos más bajos – , la racha que hasta el momento era muy positiva, empezó a ser negativa.

En el medio, una Copa Libertadores aceptable, con resultados buenos pero manchados con la derrota final con Mineros en Venezuela por 0-3 y eliminación en primera ronda (8 PJ – 1 G / 5 E / 1 P). Pero inmediatamente, otro titulo, parecía revivir el mal momento. Frente a River –  el mejor equipo del país – logró consagrarse de la Súper Copa Argentina por 1-0. Entonces, todavía mantenía su lugar de héroe, ya no tan intocable, pero héroe al fin.

Pero mientras la Copa Libertadores pasaba, atrás quedó de lado el torneo local. Un torneo local que jamás fue prioridad, y así se mantiene hasta la actualidad. El equipo comandando por Apuzzo que se encuentra a pasos del descenso directo, y con la caída de hoy frente a un equipo que en 20 fechas no había podido ganar, fue el dictamen final: Villano (20 PJ – 4 G / 6 E / 10 P) . Dejó su traje en el armario y se vistió del malo de la película. Así como en algún momento todos los flashes eran para él, hoy todas las criticas también. Pero en fin, un ciclo que se acaba y le deja el título a la película de Apuzzo en Huracán: Mi villano favorito.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: