Una duda en la que pocos dudan

Luciano Balbi llegó a Huracán en enero procedente de Lanús, debido a la lesión que Carlos Arano sufrió frente a All Boys en el Nacional B, y a pesar de que su arribo había generado bastante incertidumbre, por la nula continuidad que había afrontado en el conjunto de Guillermo Barros Schelotto, el marcador de punta izquierdo del Globo fue el futbolista más regular del equipo en el primer semestre y se ganó la aprobación unánime de la gente, que hoy reclama su regreso a la titularidad.

Balbi se la bancó hasta en Brasil frente al temerario Cruzeiro, disimuló la poca colaboración que Alejandro Romero Gamarra le podía brindar como volante por izquierda y hasta anuló los constantes 2 1 que los rivales le propusieron constantemente, volviendo de su sector un lugar impenetrable y disimulando así sus limitaciones en ataque.

Por todo ello, casi no quedaban dudas en el imaginario colectivo de que el exjugador de Lanús tenía el lugar asegurado de cara al segundo semestre del 2015, pero una lesión durante la pretemporada le impidió arrancar como titular en los primeros partidos tras el receso le dio la posibilidad a Arano de volverse a ganar un lugar entre los once titular.

Tal vez sea por la presión que le genera competir en el puesto con un jugador tan regular como Balbi o por la propia inseguridad interna que puede tener un futbolista de 35 años al volver al ruedo tras seis meses de inactividad, pero en lo que va del semestre (Independiente Rivadavia, Defensa y Justicia, San Martín de San Juan, Estudiantes y Crucero del Norte) el exjugador de Racing se mostró inseguro con la pelota, vulnerable en la marca y lo que es peor todavía para sobrellevar sus dudas internas, la mayoría de los goles han llegado por desbordes en su sector o incluso por errores claros del propio Arano, como el pase corto a Marcos Díaz en San Juan o el pase interceptado por Martínez en Misiones, que finaliza en el segundo gol de Ávalos.

Tras saber que el futbolista se viene llenando de cuestionamiento y buscando demostrarle que no piensa soltarle la mano, Néstor Apuzzo sostuvo que Arano tiene asegurado su lugar. “Yo creo que él tiene que seguir jugando, porque es un profesional y hay que bancarlo”, afirmó rotundamente el DT de Huracán, que igualmente admitió entre líneas que en su cabeza ronda la posibilidad de hacer una modificación en el lateral izquierdo, al finalizar su banca al exjugador del Pincha admitiendo que pese a todo, tienen “15 días para ver quien ocupa ese sector”.

El próximo viernes Huracán jugará un amistoso ante el Liverpool de Uruguay, en donde seguramente Arano sea el tres titular, después de todo es raro que Apuzzo haga un cambio radical para un partido que solo sirve para mantener el ritmo, pero seguramente la próxima semana, consciente de los trascendente que es el partido con Nueva Chicago el cuerpo técnico se decida por utilizar a Balbi o darle otra posibilidad al jugador de 35 años intentando demostrarle a él y la gente que todavía puede jugar en buen nivel, aunque corriendo el riesgo de exponerlo todavía más en esta serie de acontecimientos desafortunados que el exRacing viene acumulando y que no le hacen nada bien ni a él, ni a Apuzzo, ni a Huracán.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento