Laten corazones

Es el enganche de la Selección Argentina y, ante la ausencia por lesión de Lionel Messi, el gran gestor de juego del conjunto dirigido por Gerardo Martino, por eso no es de extrañar que el martes y miércoles la prensa lo haya asediado para poder entrevistarlo en las distintas tiras deportivas del país. En cada nota, la ausencia de Messi, su posición en la cancha, sus expectativas de cara al mundial eran moneda corriente, pero había una sola pregunta que le provocaba una pícara sonrisa: su vínculo con Huracán.

“Huracán me tocó el corazón”, contó el miércoles Pastore con alegría en ESPN Fútbol Club, que en sus 30 con sus 30 partidos y ocho goles en la primera del Globo, se robó el corazón de más de un hincha Quemero con sus lujos, sus caños, sus gambetas, sus goles y su supremacía adentro del campo de juego para jugar y hacer jugar al resto de sus compañeros en completa y absoluta sincronía.

Y no es para menos porque hoy Pastore es Huracán y Huracán también es Pastore, ya que en muchos de sus rivales lo usaron como punto de referencia para referirse a la entidad de Parque de los Patricios exprimiendo la particularidad de que el 27 del PSG manifestó en más de una oportunidad sus intenciones de algún día volver al club donde comenzó su época de brillo. “Todavía me queda mucho tiempo en Europa, pero siempre es un sueño el volver a Huracán”, afirmó el martes en Libero por Tyc Sports manteniendo vigente la ilusión de todos los hinchas de Huracán, a los que se les piante un lagrimón cada vez que lo ven mover los hilos del PSG en Francia o gestar los ataques del equipo de Martino.

Es que seguro hoy habrá más de un Quemero, que asistirá u observará el partido de la Selección Argentina ante Ecuador para verlo a él, con la número 18 en la espalda, jugando de enganche, haciendo jugar a sus compañeros, apoyándose en los carrileros, asistiendo a los delanteros, ocupando la mitad de la cancha, con su andar tan armónico cuando el balón choca con su botín derecho y por qué no, soñando con ese día, ese ansiado día en que el Flaco diga basta y vuelva a la argentina, ese día en el cual cumpla su promesa de volver y tenga un recibimiento multitudinario, como alguna vez tuvo Antonio Mohamed, y como se merecerá ese crack cordobés por lo que todo un club se desvive por volver a tener. Mientras habrá que conformarse para verlo con la camiseta de la Selección Argentina, como sucederá hoy, pero como siempre, con la ilusión de que eso y cada gesto de gratitud a Huracán sean una mera conformación temporaria, de cara al bendito día en el que decida regresar.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: