A sufrir hasta el final (Quilmes 2-1 Huracán)

Por la vigésimo novena fecha del torneo de primera división, e increíblemente con un equipo semi-alternativo en cancha, Huracán perdió como visitante 2 a 1 ante Quilmes y deberá sufrir hasta la última jornada para mantener la categoría, en la que recibirá en el Ducó a Belgrano de Córdoba.

Durante más de tres años todo el pueblo quemero estuvo esperando la tan ansiada vuelta a la máxima categoría del fútbol argentino, para que en el partido donde hay que asegurar la permanencia se guarden jugadores fundamentales. Es cierto que Huracán, después de River, es el equipo con más partidos en el año, pero este era un encuentro clave en el que se necesitaba solamente un punto para permanecer un año más en la A. Sin embargo, y como ya es costumbre en Huracán, el globo no lo consiguió y deberá sufrir hasta los últimos momentos.

Eduardo Domínguez decidió darles descanso a Luciano Balbi, Federico Vismara y Ramón Ábila pensando en la ida de la semifinal de la Sudamericana frente a River, sumado a Patricio Toranzo que arrancó el encuentro en el banco de suplentes.

Ya desde el comienzo se vio a un Huracán sin muchas ideas en el campo, producto de las faltas de dichos jugadores que son fundamentales en el esquema del equipo. Sin embargo, tampoco era superado por un Quilmes que no creaba ningún tipo de peligro. Fue un primer tiempo parejo que de no ser por el espectacular gol de Bieler cuando culminaba el mismo, era un 0 a 0 clavado. Ninguno de los dos equipos habían tenido chances claras de gol y el encuentro hasta ese momento estaba siendo chato.

Desde el comienzo del complemento, el conjunto comandado por Domínguez se adelantó unos metros más adelante en busca de la igualdad. A los tres minutos y luego de un centro de Espinoza, el ingresado Toranzo conectó el balón pero el arquero Benítez le negó el gol. Además de la mala eficacia, en este momento del encuentro apareció el pésimo arbitraje de Ceballos (una vez más contra Huracán), quien no le cobró un clarísimo penal al globo producto de una mano de Scifo.

Igualmente, a pesar de la derrota parcial y el arbitraje, Huracán siguió yendo y de tanto ir se encontró con el empate: luego de una jugada de Miralles por izquierda, la pelota le quedó a Montenegro en la puerta del área y con un zapatazo que se desvió en Alegre puso el 1 a 1. Sin embargo, dos minutos después se derrumbó todo de nuevo para el globo. Canelo le ganó a Arano una pelota aérea, descolocó a toda la defensa con un pase al vacío donde Rodrigo Gómez apareció por sorpresa y Federico Mancinelli le cometió un claro penal, que valió su expulsión por doble amarilla y el gol de Bieler.

Con uno menos, y en clara desventaja, el equipo trató de empatar el encuentro con pelotazos aéreos pero la igualdad no llegó y Huracán se volvió del sur con una derrota que fue un baldazo de agua helada para todo el pueblo quemero.

Huracán, a falta de una sola fecha, sigue dependiendo de sí mismo y deberá conseguir un punto ante Belgrano como local el próximo domingo (cabe destacar que el conjunto cordobés necesita esa misma cantidad para clasificar a la liguilla pre-libertadores). Por otro lado, Nueva Chicago jugará ante Quilmes de local intentando buscar el desempate frente al globo.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento