EL FIRULETE QUEMERO: HURACÁN DE ILUSIONES

La luna, la luna de ilusiones quemeras se escondía detrás de la tribuna que da a la calle Colonia, esa luna que amagaba salir entre las nubes y pispeaba lo que pasaba, que siempre te acompaña al igual que todos nosotros fue testigo de esta noche memorable de Copa Sudamericana.

La noche pintaba para partido de diente apretado, de disputa hasta el final de cada pelota, de semifinal y nada menos que frente al último campeón de la copa y campeón de la Libertadores, 1 a 0 allá en Nuñez y ahora el encuentro de vuelta; en el Palacio a pleno, para continuar escribiendo las páginas gloriosas del club. Arrancó el cotejo con un Globo bien parado para hacer la diferencia y a los 2 minutos de juego un pelotazo que quemaba del capitán Martín Nervo desconcierta a Barovero en disputa con el 9 de Huracán para que le quede servida al Pato y este con un soberbio derechazo decrete el 1 a 0, éxtasis del pueblo Quemero, los pibes en la tribuna abrazados y con lágrimas de alegría en los ojos pellizcándose para confirmar que este sueño copero era realidad, y es nuestra realidad, tan real como la jugada magistral de Wanchope (Firulete Quemero) tirando un sombrero frente al arquero rival y de esa manera de cabeza decretar el 2 a 0. Huracán estaba más cerca del tercero que del segundo en los primeros 45 minutos; estupendo planteo de Eduardo “El Comandante” Domínguez en esa primera parte donde el conjunto de Gallardo no hizo pie en ningún momento. Final de la anteúltima etapa de los 180 minutos y al vestuario, el Globo 2 a 0 arriba y a seguir soñando.

Se vienen los momentos decisivos, cuando Huracán es dueño del encuentro, aparece un jugador más para el conjunto gallina, el árbitro brasileño; Ponzio busca directamente a Espinoza y lo tala para que este quede afuera de la cancha, ya tenía amarilla por lo que se merecía la roja y a las duchas; el referí no lo vio así y le dio la chance de seguir jugando. Desconcierto y ellos se vienen de manera aislada para descontar y luego empatar el partido casi en el epílogo; lo que era fiesta se transformó en incertidumbre y ahí en ese preciso instante apareció la garra, las ganas de demostrar que estamos para cosas serias; si cantamos todo el partido, esos 10 minutos fueron infernales y el contagio del hincha le dio a los jugadores esa última barra de energía para aguantar hasta el final, frente a 10 u 11; ya que el que impartía justicia en todas las divididas jugaba a favor de los de enfrente. Nada importaba, ni los millones de ellos, ni el bombo del Diario Olé con Farinella a la cabeza, ni aquellos que esperaban la recuperación plumífera. No los dejamos porque acá en la Quema hay un barrio de guapos, hay un sentido de pertenencia que no se encuentra en otro lugar del país, acá se respira y se siente Huracán, no hay billete que vaya contra eso; los pibes, los viejos de batallas acumuladas, las doñas, todos alentando hasta el final para ver al Globo subirse a la final de la Copa y así fue cuando el espantoso árbitro decretó el final. Gloria, desahogo, gritos y llantos de felicidad eran parte de la escenografía del Palacio; en las tribunas, en el campo de juego y en el cielo también; con esa luna quemera que siempre está presente. Huracán Finalista de la Copa Sudamericana y a otra cosa; Gallardo, tenés una espina clavada que viene de la quema, hablaste demás y es de indigno no reconocer al superior, por algo el “Mono” Barijho te bautizo en algún momento “La Gata”.

Quemero, Quemera: Estamos en el momento más importante de nuestra rica historia, permitite soñar; se viene Independiente Santa Fe en el Ducó y luego allá; a continuar remontando este gran Globo que sueña y donde todos nosotros nos subimos, soñemos todos juntos, soñemos y que este sueño no termine nunca más y se corone con lo que el Pueblo Quemero quiere. Depende de los jugadores, depende de los dirigentes, pero sobre todas las cosas depende de vos, de mí y de todos los Huracanenses continuar haciendo historia, porque es el mandato que tenemos; llevar con nuestras gargantas y nuestros corazones al Globo hasta la cima, y no vamos a claudicar. Huracán Finalista de la Copa Sudamericana, Huracán y su hermoso pueblo se hermanan en una ilusión, Huracán desde la premisa del juego y la garra ofrecerá la resistencia para seguir dando batalla. Huracán Huracán Huracán!!!

Banderas Quemeras, en tu Corazón,

Yo quiero verlas, Ondeando Luzca el Sol o No…

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: