EL FIRULETE QUEMERO: VERDE ESPERANZA Y NUNCA PIERDE.

La criticamos, muchas veces nos sentimos raros con esta camiseta, pero nunca hay que olvidar que el verde tiene que ver con los inicios del club; allá por inicios del siglo pasado en su primera fundación, antes de que pasemos a bautizarnos como Huracán. Esta noche en el Monumental, los pibes del colegio Luppi de nuestra cuna, Nueva Pompeya, de alguna manera se hicieron presentes y contagiaron la guapeza del arrabal al conjunto que dirige el Comandante Eduardo Domínguez.

Sobrio primer tiempo del Globo, casi perfecto el planteo trasladado a los jugadores, ejerciendo un pragmatismo y un orden acorde al encuentro que se estaba jugando; nada más y nada menos que la primera semifinal de la Copa Sudamericana, de visitantes frente al club de Nuñez. El arrabal y la guapeza frente al poderoso rico del país. Justamente, con guapeza y arrabal, Espinoza arremetió contra el defensor rival y mediante un rebote, el Globo se pone en ventaja, delirio Quemero por cualquier lugar del orbe en donde habite alguien con pasión Huracanense. En los últimos 10 minutos del primer tiempo terminó tocando como si fuera un entrenamiento, y si la puntería favorecía, el resultado se podría haber aumentado. Final de los primeros 45 del global de 180, primera parte cumplida con creces.

La segunda etapa ya sería otra cosa, el rival comenzó a atacar sin muchas ideas y ahí apareció la figura del pelado Mancinelli (Firulete Quemero), rechazando todo lo que viniera desde enfrente; junto a Nervo se encargaron de plantar una defensa sólida y ser bandera de la resistencia frente a los embates del local. No debemos olvidarnos del trabajo realizado por Toranzo y Espinoza, ya que si los de atrás estaban sólidos, ellos, los creadores de juego brindaron la tranquilidad suficiente para obligar siempre al conjunto de la banda roja a no descuidar su trinchera.

Final del partido y triunfo del Globo, un Globo que sueña con seguir haciendo historia en la Copa Sudamericana. Falta mucho todavía, pero el objetivo en esta parte se cumplió, hay que seguir concentrados para que ese sueño siga latente. Todo un pueblo mantiene la llama viva de esa ilusión que quema para reventar los 4 costados del Palacio en el partido de vuelta. A continuar haciendo historia Huracán, la pasión de tus hinchas te acompañará a lo más alto.

Punto y aparte para el sueño copero; se viene la otra final el lunes frente a Belgrano de Córdoba para sacarnos de una vez por todas esa mochila pesada. De esta manera es como se debe afrontar ese encuentro, nuevamente daremos el presente para gritar bien fuerte por nuestro amor eterno, que es Huracán. Todos juntos lo sacamos; todos juntos: dirigentes, cuerpo técnico, jugadores e hinchas tenemos que estar a la altura de las circunstancias y quedarnos en el lugar que nos pertenece por historia y por grandeza; la primera división y de esa forma, meternos definitivamente en el sueño sudamericano. A continuar soñando Globo.

Banderas Quemeras, en tu Corazón,

Yo quiero verlas, Ondeando Luzca el Sol o No…

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento