Ignacio Bossi: “La meta es volver a llegar a una final en este semestre.”

Compartimos la entrevista realizada por el periodista Quemero Alejandro Gorenstein  a Ignacio Bossi, profesor de liderazgo de  la universidad del Cema y Mastercouch en la Asociación Argentina de Profesionales de Coaching que se encuentra trabajando junto al cuerpo técnico de Eduardo Domínguez aportando la herramienta del coaching para lograr el mejor provecho individual de cada uno de los futbolistas en pos de alcanzar un mejor rendimiento en el colectivo.

 

¿Qué es el coaching?

Es una disciplina nueva que se está aplicando en todos los ámbitos de la sociedad para que la persona pueda acercarse a las metas que desea y que de alguna manera no está pudiendo.

¿Cómo se aplica el coaching al deporte y específicamente al fútbol?

Estamos utilizando el coaching para trabajar la fortaleza mental y emocional de cada jugador y la del equipo que es una meta colectiva más compleja. Hay un momento que es cuando se da la lista de concentrados, es un momento emocional muy fuerte porque tiene que ver con estar o no en el equipo  y en algún lugar también comienza a ser visto como algo que hace a la identidad de la persona, si soy o no soy. El  coaching busca ser una herramienta para la inteligencia mental y emocional. Sirve para que el jugador lo viva de forma tal que no se le vaya toda la energía en eso. En ese sentido, si nosotros pudiéramos lograr que los jugadores de Huracán sientan que todo lo que pasa les conviene, eso haría que su energía mental sea siempre positiva en relación a los eventos y, por lo tanto, convoque a emociones de bienestar. Ese sería el gran desafío puesto en términos generales de lo que debo hacer o trabajar con los jugadores.

 

¿Cómo es tu experiencia de trabajar en Huracán?

Es una segunda experiencia en este ambiente ya que había trabajado con deportistas en forma individual. El couch no es especialista en la temática en la que se desempeña, en este caso el fútbol, aunque debe entenderla. Cuanto más metido estoy, los jugadores más se abren y más cosas podemos comentar y trabajar en el entendimiento. En ningún caso el couch brinda un consejo de lo que debe o no hacer el jugador desde lo técnico o lo táctico. Sí entiendo de lo que es el cambio en la persona, el aprendizaje y como el sistema de mente-corazón tiene un impacto enormemente importante en el sistema muscular y en  la fortaleza física de la persona. Entonces, ahí es donde está ese vínculo y a través de ese vínculo es donde trabaja el couch.

 

¿Cómo es la planificación?

El año pasado que fue mi primera temporada en Huracán hice una planificación con un componente muy grupal y esporádicamente individual y después de esa primera experiencia vamos a hacer una transformación a un trabajo mucho más individual y/o de mini grupos con algunas intervenciones a todo el equipo en conjunto. Dentro de la planificación para este año mi objetivo profesional es inspirar toda conversación que ocurra en torno al equipo, por lo tanto, si hay una conversación entre el kinesiólogo y el jugador, entre el médico y el preparador físico o entre el DT y los jugadores, cualquier conversación que ocurra . Más allá de las metas individuales está también el trabajo hacia lo colectivo, que las conversaciones del equipo estén inspiradas por una meta colectiva que estemos siguiendo y que en este momento está enfocada en volver a llegar a una final en este semestre.

 

¿Cuáles son los objetivos que te planteaste al empezar a trabajar?

Hay que distinguir los objetivos del couch y los de los jugadores. Mi objetivo es ser un facilitador de los objetivos de los jugadores individuales y los colectivos. Es poderlos escuchar en profundidad y poderles mostrar la relación que hay entre su cabeza, su corazón y lo que su juego exterior está presentando, es decir, hay un juego interior en el jugador que tiene que ver con cabeza y corazón y eso luego produce un juego exterior. Si yo le puedo mostrar ese vínculo y a partir de ahí los puedo vincular con los objetivos que ellos tienen muchas veces eso implica que el jugador muchas veces tiene que hacer algunos cambios en su cabeza o en su corazón para poder estar en la dirección de esos objetivos que desea lograr.

 

¿Cómo es la metodología que empleas?

La  principal metodología es conversar y escuchar al jugador en profundidad en lo que le pasa y ayudarlos con dos elementos: con el potencial futbolístico que ellos tienen: el tema es cómo recuperar la mejor versión de estos jugadores para este semestre. Y lo segundo es trabajar sobre las interferencias que le ocurren al jugador: todos los seres humanos tenemos problemas y esos problemas terminan afectando el consciente o en el inconsciente porque están como adentro de la persona interfiriendo en su confianza, en su autoestima y en su energía para poder desplegarse de la mejor manera dentro de un campo de juego.

 

¿Cómo evaluás la respuesta y el ida y vuelta con los jugadores?

Las respuestas de los jugadores este año es mucho mejor que la del año pasado donde había un proceso de aprendizaje de cómo era la dinámica del futbolista de mi parte, sigo aprendiendo todos los días más cosas, pero cada vez aprendo más de  la generosidad de los jugadores a mostrarme y a enseñarme cosas. En la medida en que ellos sientan que yo los estoy pudiendo ayudar con lo que ellos necesitan la respuesta crece día a día. El compromiso que yo tengo con el cuerpo técnico es que en este semestre los jugadores, cada uno en lo individual, puedan decir que el coaching ha sido una de las herramientas importantes a la hora de la construcción de sus resultados.

 

¿Cuáles pensas que son los beneficios que puede tener un plantel con el coaching?

El plantel que trabaja con un coaching tiene dos cosas: que han aprendido a trabajar las interferencias que han tenido y, por otro lado, están desplegando todo su potencial para que ese potencial integrado haga que Huracán llegue a las metas del final del semestre que tienen que ver con aproximarnos a algunas de las finales. Esos son los principales beneficios: gente limpia de la cabeza, gente integrada y gente que se auto-inspire con otros para sacar lo mejor de cada uno.

 

¿Qué objetivos tenes con tu trabajo para Huracán para este año?

Mi objetivo es ser una herramienta muy importante para los jugadores. Si yo lo logro al final del semestre, habré conseguido mi propio objetivo que tiene que ver con mis propios sueños que están vinculadas con que este semestre Huracán exprese todo su potencial y que, como consecuencia de ello, aparezcan los logros deportivos que anhelamos.

 

¿Tenes preparado algo especial para el 2016?

Tengo muchas cosas previstas, cada vez que salgo a correr solo estoy pensando en el cuerpo técnico, en los jugadores. Tengo muchas cosas previstas vinculadas a que toda conversación en el mundo Huracán sea inspiradora para cosas positivas. Para eso necesito ganarme un lugar dentro de los directivos, seguir trabajando con el cuerpo técnico, mi relación con Eduardo Domínguez es excelente, seguir desafiando su liderazgo para que sea cada vez mayor y que el potencial del liderazgo del DT no  pare de crecer. Si eso crece de esa forma, Huracán cada día va a estar más adelante

Alejandro Gorenstein @alegorenstein

http://alejandrogorenstein.com.ar/

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento