EL FIRULETE QUEMERO: BIENVENIDOS AL TREN.

Pueden venir cuantos quieran, 
que serán tratados bien.
Los que estén en el camino,
bienvenidos al tren!

Charly García

 

Bienvenidos a este tren llamado Huracán 2016, donde la mayoría de sus integrantes son aquellos que nos hicieron vivir 2 años de ensueño, con algunas amarguras y sobre todo con alegrías (Copa Argentina, Súper Copa Argentina y ese sabor agridulce con la final pasada en la Sudamericana), ese Huracán que tan bien describió el compañero Gustavo Quinteiro llamándolo una Montaña Rusa de Emociones. Hace unas horas nomás nos encontramos con la primera presentación oficial del conjunto dirigido por Eduardo “El Comandante” Domínguez, luego de esa exquisita paella que disfrutamos en Mar del Plata frente a nuestro clásico rival con victoria nuestra.

Este tren tiene nuevos integrantes que a priori vienen a reforzar al equipo y no ser meras incorporaciones, puntazo para el cuerpo técnico y la dirigencia, es de caballero saber reconocer los aciertos y este fue uno de ellos. Huracán incorporó refuerzos, uno de ellos fue discutido por su veteranía y demostró en el derby que está para ser una pieza fundamental como Mariano “Balboa” González haciendo de doble 5 en la ciudad balnearia y en el Palacio entrar para romper ese cerrojo que impuso el técnico rival y coronarlo con su primer grito de gol, nada menos que en el debut de esta Copa Libertadores de América 2016. A Mendoza hay que seguirlo de cerca, ya que impuso su físico y obligó constantemente a los defensores rivales, bajando todo lo que tiraban. Figura superlativa y “Firulete Quemero” de la tarde noche fue Fritzler, patrón del mediocampo, metiéndose entre los centrales en el segundo tiempo y distribuyendo el balón como si estuviera jugando en nuestra institución hace años, gran presentación del “Polaco”, que encima le pega de afuera del área, intuyo que gritaremos varios goles del 5. Estos son los 3 casos testigo, veremos cómo se van amoldando el resto de los nuevos integrantes de este “tren”. Si hay espíritu de camaradería y compañerismo, todo es más fácil.

El encuentro tuvo un solo dominador y ese dominador fue Huracán, obligando al conjunto venezolano a replegarse en su campo de juego e implorar por una contra que lo salve, si el primer tiempo terminaba con la mínima ventaja para el Globo, hubiera estado más que bien. No fue justamente lo que sucedió y cada acción terminaba diluida en las manos del arquero contrario o con una serie de carambolas que nunca jugaban a nuestro favor. Así se fue esa primera parte, con un horrendo arbitraje del oriundo de Chile, que no está a la altura de este tipo de competiciones, si hay algo a su favor es que pocos árbitros tienen la personalidad suficiente como para dirigir encuentros de tamaña envergadura.

Los nervios se hacían sentir en el Palacio, era fundamental conseguir al menos un gol, y aquel que fuera marcador central de Huracán, se la jugó y mandó al campo de juego al muchachito de la película, a “Balboa” González, porqué Balboa se preguntarán con justa razón, porque con su veteranía se está jugando su última carta en un club grande y ese club grande es Huracán, fue figura en el último torneo de ascenso, siendo el más sus diez compañeros, hoy está en el Globo y como dijo mi amigo Diego Toral, es la rueda de auxilio que le hacía falta a Huracán. Mariano González es ese boxeador que pide un round más y no se da por vencido, ésa fue la sensación que nos dejó por lo menos al grupo de Quemeros que estábamos en la Bonavena, pagando con creces luego de una serie de rebotes al capturar un centro y mandarla adentro para hacer delirar al Pueblo Quemero.

Quedó un sabor a que algo más hubiéramos merecido, es cierto. Pero también es cierto que Huracán está consiguiendo una identidad en el continente y luego de la final de la Sudamericana más aún. El respeto fue ganado por este cuerpo técnico y por los jugadores; ese respeto hay que hacerlo valer, para que el tren continúe su larga marcha. Aquellos que vinieron son pasajeros protagonistas; el tren anda, el tren es Huracán y el combustible somos nosotros, los hinchas. Vamos a darle envión al tren, vamos a empujarlo con el aliento incansable; el tren no para, nos espera a todos en este 2016 y que a nadie se le ocurra bajarse. Todo el Pueblo Quemero dirá nuevamente presente para seguir haciendo historia en nuestro amado club. Bienvenidos a este hermoso tren, llamado Huracán 2016.

 

Banderas Quemeras, en tu Corazón,
Yo quiero verlas, Ondeando Luzca el Sol o No…

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento