EL FIRULETE QUEMERO: CARACAZO QUEMERO.

Me tiemblan las manos, el cuerpo tiene un temblor similar al Caracazo Quemero que se vivió en la capital venezolana faltando segundos para la finalización del encuentro de vuelta por la Copa Libertadores de América. Temblor que luego enmudeció a todo un estadio en su victoria derrotada. Un Huracán errático, peleado con el balón logró la clasificación a la zona de grupos en el último suspiro de la noche, cuando ya la cosa estaba casi liquidada en contra nuestra. El análisis seguramente habrá encendido una luz de alarma al “Comandante” Domínguez, ya que no se jugó como él y todos pretendemos; la preocupación en estas horas no solo existe en el cuerpo técnico y jugadores, se nos hace carne a todo el mundo Huracán.

El primer tiempo se iba dejando un sabor agrio, daba la sensación de que si lo apretábamos un poco y se jugaba de forma más osada la ventaja hubiera llegado con la tranquilidad que esta trae; un rival muy limitado que fue creciendo en esos 45 gracias a los errores propios y en un corner aislado que lo juegan corto para abrir el balón y lanzar el centro bombeado, Marcos que no fue Kamikaze queda a mitad de camino, Balbi y Nervo atornillados para que el local se poonga en ventaja y se vaya a los vestuarios por 1 gol arriba e igualar la serie de 180 minutos.

El complemento se encontró con el anfitrión plantado como protagonista y Huracán con sus dudas en alza; los que saben con la pelota, perdidos entre ellos y el fondo haciendo lo que se podía, se puede destacar al Pelado Mancinelli y nada más entre los defensores. Wanchope haciendo de “Llanero Solitario” obligaba pero nada más. La noche traía nubarrones y esos nubarrones nos terminaron tapando cuando Mariano González vio la tarjeta roja luego de una plancha frente al rival ¿Qué hacer? Aguantar el resultado y buscar los penales o jugársela para buscar el empate; lo primero pareció ser el antídoto para el final de la serie y en una contra con un disparo de afuera del área el local saca ventaja de 2 faltando 8 minutos para que termine este parto. Chau se acabó todo, un simple coqueteo con esta copa para volver al torneo vernáculo, a sacar cuentas y enfrentar la realidad de los promedios, era el pensamiento que primaba en el Pueblo Quemero; pero el destino, ese destino que siempre nos tiene guardado “esa última jugada” nos la dejó ahí servida para que la tomemos y el encargado de hacerse cargo de la misma fue Toranzo, apareciendo en todo su esplendor para tocar en profundidad para Maravilla Miralles y que este lance el centro para el otro recién ingresado, nuestro “Firulete Quemero” de la noche: Mendoza, que tuvo que estampar la pelota con un frentazo para que esta abrace la red del arco y todos nos encontremos en un abrazo eterno y meternos en la zona de grupos de la Copa Libertadores de América. Final del encuentro 2 a 1 en contra, igualdad en el global, pero este gol de visitante vale doble y hace que Huracán pase de fase en el torneo continental.

Hay tiempo para enmendar errores; el futuro dirá si estamos para pelear dos torneos a la vez. A priori la tarea es bien difícil. La prioridad debe ser el campeonato local y engrosar un promedio flaco para no tener inconvenientes e ir jugando la copa dignamente. La clasificación llegó y eso es importante, tan importante como mejorar en el juego colectivo, depende de la sabiduría de un entrenador que está demostrando que tiene ideas y de un conjunto de jugadores que en las chivas se agrandan. Fue en la última jugada es verdad, pero los encuentros duran 90 minutos y no importa en qué momento llegue el gol, este vale 1 como todos, pero vale una clasificación. Ahora a mejorar Huracán, porque a la fortuna no siempre la vamos a tener de nuestro lado.

Banderas Quemeras, en tu Corazón,

Yo quiero verlas, Ondeando Luzca el Sol o No…

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: