La opinión del hincha Huracán 1 San Lorenzo 1

Venía caminando por Luna para el lado del Duco. Delante de mí iba Nachito, un gurrumín de unos 8 años junto al padre. Nachito le preguntó al padre:
“Papá hoy los Cuervos seguro nos ganan, no?”
“Y, Nachito, ya te dije en casa que va a ser muy difícil”
”Papá yo no quiero que Huracán pierda con San Lorenzo”
“Yo tampoco. Pero hay que ir igual a verlos. Tuvieron un accidente, hay que apoyarlos. A Huracán lo queremos pase lo que pase, o no?”
“Si pá. Si pierde lo quiero igual.”
Huracán volvía a jugar el campeonato local y el destino quiso que el rival fuera el de toda la vida. Sin Toranzo, sin Mendoza, sin el capitán. Todos golpeados, mal. Pero claro, a Huracán todo sin pedirle nada. Como Nachito y el padre, al Duco.
De entrada nomas Huracán le dejó muy en claro que si San Lorenzo le ganaba iba a ser con los pantalones en la mano. Nada le importó al plantel todo lo que le pasó. Nada. Fueron al frente, se la jugaron como si fuera la última vez y estaba todo parejo. Pero en el segundo tiempo empezaron a pasar las cosas, Huracán siguió yendo al frente y ellos también. Y entró en escena el árbitro Rapallini. Ellos pegaron algunas y siempre cobraba para el visitante. Hasta que Ortigoza pega un codazo descalificador y el árbitro no lo expulsa, teniendo amarilla previa. Y El cuervo Caruzo le hace un penal a Wanchope y el árbitro no lo cobra. Y Risso hace un faul común a Matos (que creo que ni lo toca) y al árbitro le muestra la roja. Y los Cuervos, con todo inclinado a su favor, Beluschi convierte el gol que nos sentenciaba.
Es muy feo perder cuando no lo mereces. Si bien era sabido que a San Lorenzo lo vienen ayudando todos los partidos, es duro presenciar la injusticia justo en tu casa. Y con todas las que nos pasan. Y siempre todo en contra. Nunca, jamás, una para nosotros.
Ellos tienen todo. Billetera, grandes jugadores, apoyo de la AFA y hasta el Papa es Cuervo.
Pero El Barba es de Huracán.
Última jugada de la noche. La Joya le tira un centro a Wanchope y el genio la manda a guardar. Me lo quedé mirando al referí, que se quedó parado buscando algo que cobrar. No hubo forma, Rapallini. No hubo forma.
Gracias al plantel. Muchas gracias. Per reponerse, por poner huevos, por jugársela como haría cualquier Quemero frente a un Cuervo.
A vos, ex 30: Ni te quise nombrar desde que volviste. Pero con 36 años te la jugás como si fueras un pibe. Estás perdonado, Rolfi Montenegro.
Este empate sobre la hora con 10 jugadores y contra de todo marcó que Huracán está vivo. Dedicado al pato Toranzo y a Diego Mendoza que vieron al Globo desde la platea con todas sus dolencias y al capitán Nervo. La moral de este plantel y cuerpo técnico solo se la puede definir con una palabra: emocionante. Gracias.
Imagino la cara de Nachito y la del padre caminando por Luna, a la vuelta. Aguante Huracán.
Abrazo Quemero!!
Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: