Empate sacrificado (Huracán 0 - Atlético Nacional 0)

Huracán empató 0-0 frente a Atlético Nacional por la ida de los octavos de final de la Copa Libertados en el Tomás Adolfo Ducó y definirá todo en la vuelta en Medellín.

Empate de cansancio. Una igualdad que Huracán consiguió, si consiguió, porqué salvo en los primeros minutos del encuentro, jamás pudo ser dominador del partido. En un partido sumamente estratégico y táctico, en rendimiento fue de los más bajos de este equipo, rebalsado de cansancio y con jugadores volviendo a ponerse a punto como Daniel Montenegro y Cristian Espinoza.

Luego de los 30 minutos del primer tiempo, al “Globo” se le hizo cuesta arriba el encuentro. El equipo colombiano empezó a tomar cariño con la pelota y desde los pies de Guerra, una de las figuras del partido, manejó la pelota a gusto. Pero, los dirigidos por Eduardo Domínguez demostraron nuevamente que la entrega no se negocia, a pesar del cúmulo de cansancio que arrastra el plantel, sobre todo muy acentuado en Mariano González y Mauro Bogado, emparejó el trámite y se paró bien en el fondo. Salvo una escapada de Berrio que Marcos Díaz tapó con categoría, no otorgó ninguna situación clara de gol. Esto fue resultado de un gran partido del volante central, Matías Fritzler, figura del “Globo”, que con un gran despliegue y múltiples quites puso a temperatura una noche fresca en el barrio de Parque Patricios. Y además, como ya es moneda corriente, tremendo encuentro de los centrales. Martín Nervo y Federico Mancinelli que hicieron nuevamente un partido impecable. En ofensiva, apostó a alguna corrida de Espinoza o saltar con pelotazos la línea media y que Ramón Ábila se autocree una situación de gol. Esto nunca pasó en ningún pasaje del encuentro, ya que chocaron con una defensa colombiana que estuvo férrea. Y aunque suene repetitivo, el cansancio jugó un gran papel, se vieron imprecisiones como nunca y esto fue la conclusión del pobre partido en ataque.

Un empate que termina siendo justo, más allá de que nos quedó la espina de la ultima jugada del encuentro donde Franco Armani se lució para evitar lo que era gol de Mancinelli, el empate termina siendo adecuado y lógico. Asimismo, a ser una igualdad en cero, dejó un sabor agridulce por no conseguir la victoria pero por otro lado no se perdió y además no se concedieron goles del visitante, importantísimo en una serie de 180 minutos. Ahora, hay que ir a definir a Medellín. Quedan 90 minutos históricos, Huracán demuestra partido tras partido que lo que no le escasea es temperamento y que este equipo colombiano nunca lo pudo pasar por arriba. Salvo que se repita el resultado de hoy, que llevaría el partido al tiempo suplementario, cualquier otro empate o triunfo le dará el paso a los cuartos de final al “Globo”. ¿Fácil? No, pero ¿Cuándo viste alguna fácil para Huracán? Una nueva prueba para este equipo que si de algo sabe es de difíciles y milagros. A guardar piernas el fin de semana y llegar frescos al próximo martes. Otra cita con la historia tendrá el Globo de los milagros.

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: