La opinión del hincha Huracán 0 Atlético Nacional 0

Fría la noche en Buenos Aires.  Daba para quedarse en casa y verlo por la tele pero la gente se tomó la molestia de primero ir por la sede a sacar su entrada y luego poblar el Duco en un número mayor al que esperaba.  La platea Miravé ya tiene otro color con la posibilidad de ingresar al estadio sin ser socio y la Bonavena y la Alcorta se nutrieron bien.

 

Nos tocaba el mejor de todos los que jugaron en la primera fase.  Invicto, sin goles en contra, con un plantel que se pueden armar dos equipos, en fin: preparado para ganar la Libertadores.  Enfrente estábamos nosotros: con la sensación de ser un escuadrón en una guerra que le toca ir al frente todos los días.  Pero con una personalidad que excede los parámetros de lo normal.  Porque Huracán grupalmente nunca decae, siempre se mantiene firme como grupo.  Individualmente los jugadores varían su rendimiento pero el resultado final es la entrega de siempre.

 

Huracán se vio superado futbolísticamente por un rival que asusta pero se las ingenió para neutralizar y atacar las veces que pudo, dejando la puerta abierta en la definición de la llave.  La defensa bien, con un Marcos Díaz, que si no sacara tan mal desde el arco con los pies, le pondría un diez. Las pocas que tuvo fueron intervenciones perfectas.  San Román y Balbi hicieron un buen partido, el primero con un despliegue yendo arriba y bajando siempre y con Balbi que a veces le toca perder pero en general resuelve muy bien.  Nervo me sorprende ya que hay jugadas que me hacen verlo igual que antes del accidente y luego tiene otras que queda pagando.  Obviamente que el capitán tiene crédito absoluto, personalmente lo admiro.  Y con un Mancinelli que la perfección parece ser su momento. Lástima que en los dos últimos partidos que jugamos no la pudo embocar en el final, pero lo suyo es descomunal.  Un mediocampo con una figura descollante: el Polaco Fritzler. Está en todos lados, corta juega, corre, mete.  Figura de la cancha junto con Mariano González que ya está empezando a ser fundamental en un equipo que necesita su calidad como el agua, principalmente cuando Montenegro tiene un partido flojo como el de ayer, no pudiendo (en ningún momento) meterse en el partido.  Y un Bogado que sigue y sigue y sigue pero el cansancio a veces hace que su cabeza le de una orden a las piernas y éstas no le respondan como siempre.  Necesita parar, necesita ir a un spa.  Y los dos de arriba que esta vez no pudieron hacer nada, principalmente Wanchope que rodeado no pudo generarse el espacio que necesita para definir y un Espinoza que no parecía él.  El pibe jugó decididamente mal, no logró descifrar la forma de lastimar al rival, cayendo en las redes de los colombianos que lo anularon.  Igualmente la Joya también tiene todo el crédito y espero que sea el que nos regale la clasificación allá, en el extranjero.  Luego entraron el Kaku Gamarra y Miralles.  Entraron bien, dando movilidad y frescura al equipo, pero lamentablemente no pudieron torcer lo que ya era muy visible: empate clavado en cero.

 

Me queda la entrega del equipo.  Me emociona verlos jugar en conjunto.  Hacen que el hincha sienta que no les van a ganar fácil y generan que la sangre circule a borbotones en cada uno de los Quemeros que estamos en el estadio para verlos.  Si uno se pone a pensar fríamente llega a la conclusión que empatar de locales y tener que definir de visitantes (y contra este tremendo rival) hace que sea muy difícil todo.  Pero uno los ve, se frota los ojos y recibe la vibración que emanan y sabe que con Huracán todo es posible.  Todo.

 

Gracias a los jugadores. Gracias al cuerpo técnico. Y gracias también a los dirigentes (aunque en otro momento me gustaría tener una charlita con ellos) por este presente que, en el futuro, será una de las paginas mas hermosas escritas por este club.  Tengo toda la fe y la esperanza y si, me rindo a sus pies.   Aguante Huracán.

 

Abrazo Quemero!

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: