Revolución Wanchope

Tal vez inmersos en la vorágine de los mil millones de partidos que tuvo Huracán en los últimos semestres, pasó de largo la importancia de un jugador, no solo para el equipo sino en la historia del club. Y hoy, tal vez ya consumada su salida y  el término de su ciclo, nos parecía acorde hacer un resumen y destacar el excelso paso de Ramón Ábila por Huracán.

El delantero finalmente tendrá destino brasilero, jugará en el Cruzeiro de Brasil, las cifras que trascendieron son de alrededor de 4 millones de dólares por su 50% del pase a la espera de la confirmación desde el club cuando el sábado el delantero viaje a Brasil a hacer la revisión médica y firmar su contrato.

Wanchope, así es conocido Ábila por los alrededores del Ducó y por todo el mundo del fútbol. Dejó en la retina de los ojos de todos los quemeros, goles de todos los colores y facturas. Pero, como he dicho, sumergidos en la catarata de partidos, quedó como normal todo lo que hacía el “9” pero no lo era. Para darle un poco de dimensión pondremos a su orden los números de la bestia negra del área.

Ramón llegó a Parque Patricios a mediados de la temporada 2013/2014, por algunos cuantos pesos y un par de goles en su bolsa desde Instituto. Entró en el mundo Huracán de la mano de Frank Kudelka que lo conocía de la Gloria y más allá de tener una carrera con pocos flashes, el DT confió en él, dejando de lado los murmullos y la desconfianza del hincha.

En ese primer paso, disputó 20 partidos en la Primera B Nacional, 12 partidos fue titular. Dejó un saldo, de arranque, correcto: Marcó 6 goles por el torneo domestico. Luego, en el 2014 empezó a tener su lugar en el equipo titular a fuerza de goles.  Allí tuvo participación en 16 partidos (12 como titular) y marcó 10 goles. En ese mismo año, además con el equipo se consiguió la Copa Argentina, la primera de las grandes hazañas de este plantel. En esa copa disputó 4 encuentros y convirtió 3 goles.

Y ya en el 2015, con el empuje de un titulo y el ascenso a primera división, comenzaría la revolución “Wanchope”. Jugó 25 encuentros, en los cuales 24 fue titular y marcó 9 goles. Asimismo, en ese año se concretó el segundo título, la Súper Copa frente a una de las presas favoritas del Globo, River. Pero no es todo, aquel año de revolución traería Copas y nuevamente historia. En la primer parte de ese 2015, la vuelta a la Copa Libertadores de América, donde cayó por goleada en su último encuentro y fue eliminado en primera ronda, ese torneo quedó en el olvido. Pero sumó 8 encuentros, todos de titular y anotando 4 goles. Luego sí, vendría la historia grande, la Copa Sudamericana, donde Ramón disputó 9 partidos, todos como titular y marcó 5 goles, fue goleador y mejor jugador de la edición 2015. Quedará la deuda de la expulsión en la final y no haber conseguido el título que estuvo tan cerca. En el medio quedó tan solo un partido de la Copa Argentina 2014/15.

Y quedaría el último semestre en 2016. Comenzaría con una rareza, un clásico de verano con San Lorenzo, donde le marcaría un gol en la goleada 3-1. Por el torneo de Primera División, estuvo en cancha 15 partidos, todos de arranque y marcando nada menos que 11 goles, terminado segundo en la tabla de artilleros. Y para finalizar su paso, tal vez de manera injusta, estuvo la Copa Libertadores 2016 donde el equipo pintaba para hacer la página más importante de la historia pero un arbitraje lo dejó sin nada. En esa competencia, Ramón dejó su marca también, 9 partidos jugados (7 de titular) y dejó 5 pelotas enredadas en la redes internacionales.

Y allí, se cerró la revolución “Wanchope”, con 108 partidos jugados y 53 goles oficiales. A gusto de quien escribe el delantero de área más determinante de la historia y seguramente uno de los jugadores más importantes del club en su vida. Así como en la vida, a veces lo mejor es separarse pero que el amor perdure porqué siempre hay espacio para una vuelta. Salud, con fernet, Ramón.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento