Arrancó con el pie izquierdo (Godoy Cruz 1-0 Huracán)

Por la primera fecha del torneo de primera división, Huracán cayó 1-0 ante Godoy Cruz en Mendoza, con gol de Maximiliano Sigales, y comenzó de la peor manera la temporada. El equipo jugó un pésimo primer tiempo y, aunque en el segundo mejoró bastante, erró goles insólitos y se vuelve con las manos vacías en un encuentro que merecía, por lo menos, el empate.

¿Merecido? Seguro que no. ¿Preocupante? Muy. El globo perdió en el inicio de este nuevo camino ante un Tomba que presentó muchos jugadores suplentes, por suspensión de varias de sus figuras (Rey, Ayoví, García). Huracán salió a jugar el partido sin un número 9, con Montenegro siendo el más adelantado y con Romero Gamarra y Angulo por las bandas, sumado a la presencia de Compagnucci junto a Bogado y Fritzler en el centro del campo.

Se lo notó perdido a los dirigidos por Eduardo Domínguez durante toda la primera mitad. Fue superado claramente por su rival, que lo puso contra las cuerdas ya desde el comienzo, con varios centros peligrosos y sobre todo por los costados de la defensa quemera, más que nada por el sector de Garré, uno de los más flojitos. Igualmente, el globo respondió rápidamente mediante un remate potente del Rolfi que tapó el debutante Ramírez y que luego no pudo ser concretado en el rebote por Compagnucci.

Cuando parecía que el encuentro se dormía y era parejo, una mala entrega de Bogado en el medio le otorgó la pelota al uruguayo Sigales, quien corrió y encaró a los dos centrales y llegando al área grande remató de zurda y tuvo la fortuna que la pelota se desvió en Nervo e ingresó en el arco defendido por Marcos Díaz, que no pudo hacer absolutamente nada.

En el complemento, y viendo la falta de profundidad del equipo y de llegada al arco, el entrenador decidió que ingresen tanto Pussetto como Toranzo, en lugar del Kaku y Compagnucci, y fueron los dos más peligrosos del globo en el partido.

Pussetto se paró por derecha y el Pato como doble enganche junto a Montenegro, tratando de habilitar a los extremos. Fue así que llegó la primera jugada insólita del partido: asistencia de Toranzo a Angulo, quien luego de eludir al arquero quiso volver a enganchar para adentro y terminó tropezándose. Todos pidieron penal del defensor pero claramente no hubo y el ecuatoriano, de gran partido, desperdició una gran chance.

Minutos más tardes, y ya con todo Godoy Cruz en su campo, otra vez Toranzo habilitó a Pussetto exquisitamente, pero el número 7 le pifió feo al balón y se fue por el fondo. Eso no fue todo, ya que sobre el final del partido, y con la misma fórmula que antes, la pelota le quedó picando en el área chica al ex Rafaela, que insólitamente la tiró por encima del travesaño. Con todas estas chances clarísimas que desperdició el globo queda la amargura de saber que la derrota es totalmente injusta, aunque si se salía a jugar de entrada como en el segundo tiempo, tal vez la cosa hubiese sido distinta.

No queda otra que comenzar a sumar en la próxima jornada, sobre todo por el promedio. Será dentro de dos semanas, debido a las eliminatorias, cuando Huracán reciba a Quilmes en el “Palacio” Tomás Adolfo Ducó.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: