Empate y desilusión (Huracán 1-1 Quilmes)

Por la segunda fecha del torneo de primera división, Huracán igualó 1 a 1 ante Quilmes en el Ducó, con un rendimiento que preocupa bastante de cara al futuro. Federico Andrada abrió el marcador para el “Cervecero”, mientras que Luca Sosa convirtió el empate del globo.

No aprender de los errores es, justamente, un error gravísimo. Con el antecedente fresco del partido en Mendoza, el entrenador volvió a equivocar el camino y arrancó ante Quilmes de local sin un 9. No solo eso, sino que luego de irse al vestuario 0-1 descompensó todo el equipo poniendo dos jugadores de ataque, lo que provocó un desorden poco natural en un equipo de fútbol pero que por lo menos sirvió para igualar el encuentro y conseguir un punto, que sirve poco y nada, pero que podría haber sido aún peor.

Desde el minuto 0, los socios quemeros y los pocos no socios que pagaron $500 en la platea Miravé, notaron un panorama raro en el equipo. Con Pussetto y Angulo haciendo las veces de extremos pero sin un delantero de área, teniendo a Barrales y a Mendoza en el banco. Mariano González y Montenegro se ubicaban como una especie de “doble enganche”, unos pasos por delante de Fritzler y Bogado. Sin dudas, un mediocampo sobrepoblado pero que nunca generó juego.

El partido era chato y sin llegadas, hasta que en el minuto 25, luego de un tropiezo de Romat, Federico Andrada recibió la pelota en el borde del área y remató al primer palo para poner el 1 a 0 de Quilmes, con una floja reacción de Marcos Díaz. El globo tuvo alguna que otra chance de empatar el marcador en el primer tiempo, pero careció de efectividad en el pase final y se fue al entretiempo entre silbidos y aplausos.

Ya en la segunda etapa, Con Barrales y Toranzo en lugar de Garré y Bogado, los dirigidos por Domínguez quedaron parados en la cancha en una especie de 4-1-2-3, con Fritzler de segundo marcador central, González como único 5 y el Pato y Rolfi enlazando. Lógicamente, el equipo se descompensó y el encuentro se partió en dos.

Barrales y Mariano González estuvieron cerca de empatar el partido, pero a ambos le negó el gol el travesaño. Promediando el complemento, y con Kaku en cancha en lugar de Nacho Pussetto, el mejor jugador de Huracán y quien se retiró con una ovación, el partido cambió por completo. Romero Gamarra le dio frescura al ataque y el “toque final” que faltaba. Y rápidamente llegó el empate quemero. Centro de Romat que peinó un defensor y remate cruzado de primera de Luca Sosa, quien convirtió su primer tanto con la camiseta de Huracán, y que otra vez realizó un muy buen partido, que lleva a la reflexión de por qué no se le dan más chances en el primer equipo, como lateral izquierdo.

Luego del empate, el “match” se abrió aún más y el globo pudo ganarlo pero también perderlo, aunque finalizó en un empate que preocupa mucho al pueblo quemero, sabiendo que no hay un mal plantel pero que se está errando en el planteo y que además el rendimiento está lejos de lo mostrado durante el semestre pasado, aunque falten los dos delanteros que hacían la diferencia, sobre todo la ausencia de Wanchope.

Huracán sumó su primer punto en el campeonato y deberá visitar la próxima fecha a Tigre en Victoria, encuentro que está programado para el próximo lunes, sin horario confirmado.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: