Yo quiero a Lesman...

Bueno, tal vez no todos, pero gran mayoría de los hinchas de Huracán están muy ilusionados con la llegada de Germán “Pepo” Lesman. Inauguró esa lluvia de números 9, fue el primero que llegó y entrenó pero el último en firmar. Pero la novela se acabó ayer luego de poner el gancho con el Globo en su contrato por 4 años. Además, la intención del club es adquirir como mínimo el 50% de su ficha, restan saber datos oficiales. Así, justamente, se suma el noveno y último refuerzo, y Domínguez cierra su plantel.

Lesman, como ya comentamos, se entrena junto al grupo, poniéndose a punto luego de su operación de hernia de disco. Se cree que en menos de 1 mes ya estaría a disposición del Cuerpo Técnico. Y hablando del DT, recién llegado el delantero, Eduardo le confirmó en una charla previa que iba a tener que ponerse al 100% físicamente para ganarse  un lugar en el equipo.

Para conocer un poco al último goleador de la B Nacional es importante saber que viene de marcar 17 goles en All Boys en 21 partidos -tremenda marca- . Además, ha pasado por varios clubes como: Colón (en cual debutó), Rangers de Talca (Chile), Tiro Federal, Independiente de Chivilicoy, y Defensores de Belgrano de Villa Ramallo.

El joven que era titular en Colón por sobre Lucas Alario, llega con muy buenos números a La Quema. En total, 110 partidos jugados, 81 de ellos desde el comienzo con 40 goles marcados. Un promedio superior al que ostentaba un tal Ramón Wanchope Ábila cuando dejó Instituto de Córdoba.

En resumen, con la llegada de Lesman, en el puesto de delantero habrá variantes y muchas: Mendoza, Barrales, Depetris, Briasco… ¿El lujo será vulgaridad? HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento