Comenzó a volar (Atlético Tucumán 0-2 Huracán)

Triunfazo de Huracán en Tucumán. En el debut de Ricardo Caruso Lombardi como entrenador, el globo derrotó 2-0 a Atlético con goles de Luca Sosa y Diego Mendoza. El equipo jugó un gran primer tiempo y, aunque en el segundo se quedó, pudo aguantar el marcador y conseguir la primera victoria en el torneo.

Técnico que debuta, gana… Y ésta no fue la excepción. Con solo dos entrenamientos al frente del plantel, Caruso Lombardi impuso su estilo en la cancha y Huracán se trajo tres puntos fundamentales que le dan un poco más de aire en la tabla de los promedios y se acomoda también en la tabla de posiciones.

El comienzo del nuevo entrenador quemero fue soñado. Ni el más optimista hubiese imaginado que a los 30 segundos el globo ya estaría arriba en el marcador. Y así fue. En el primer avance, Mauro Bogado envió un centro pasado desde la derecha que controló Romero Gamarra y este con un buscapié encontró la pierna de Luca Sosa, quien convirtió su segundo gol en este campeonato.

Huracán se dedicó a controlar el partido a su merced, se refugió en su campo y trató de salir en cada contra que se presentaba, con los espacios que dejaba Atlético Tucumán. Con un Fritzler fantástico, claramente la figura del partido, que se hizo dueño del mediocampo y no solo cortó los avances del “Decano” sino que cada vez que pudo distribuyó la pelota. Además tuvo la ayuda tanto de Bogado como de Sosa, a sus costados, lo que le permitieron soltarse a Romero Gamarra y juntarse tanto con Montenegro como con Mendoza, el único punta. Claro que también los de atrás hicieron muy bien su trabajo (hay que rescatar la buena labor tanto de Romat como de Morales, en su debut en el globo, que controlaron a los extremos Aliendro y Javier Mendoza).

Y Huracán tiene en el “Kaku” a un jugador distinto, que de la nada fabricó una jugada espectacular y llegó el segundo tanto quemero. Tomó la pelota por derecha y con una gambeta dejó en el camino a Villalva, tiró una pared con el “Rolfi” y de primera asistió a Diego Mendoza, quien definió cruzado ante la salida del arquero Lucchetti y convirtió su primer gol luego del accidente en Venezuela, para la alegría de Caruso y todo el pueblo quemero.

Por el lado de los dirigidos por el “Vasco” Azconzábal, que estuvieron imprecisos durante toda la primera etapa y no llegaron con claridad,  la única chance clara, y en el único fallo de la dupla central quemera compuesta por Nervo y Mancinelli, fue de Cristian Menéndez que controló un pelotazo frontal con una calidad inmensa y definió desviado ante la salida de Marcos Díaz.

En el complemento, el transcurso del partido fue muy distinto a los primeros 45. Huracán se tiró por demás en su campo y dejó venir a Atlético. Aunque el “Decano” careció de ideas y jugadas claras, cada ataque parecía que podía llegar el descuento. El globo recuperaba la pelota y tiraba pelotazos a Mendoza que no podía aguantar como en el primer tiempo la pelota.

Comenzó a aparecer también el desgaste físico. Tanto Montenegro como Romero Gamarra fueron suplantados por Mariano González y Angulo que no aportaron en ataque y se dedicaron a sumar gente en defensa. Sin embargo, el globo pudo aguantar los avances del local; Nervo y Mancinelli agrandaron sus figuras y despejaron todo lo que se les cruzaba por delante y Fritzler redondeó un partido perfecto, siendo el sostén en mitad de cancha, para volverse de Tucumán con tres puntos valiosísimos.

Huracán consiguió su primera victoria en el campeonato, un triunfo que sirve en lo numérico pero más aún en lo anímico, ya que ahora se vendrá un parate de 15 días por la fecha FIFA y Caruso Lombardi tendrá suficiente tiempo para seguir conociendo a los jugadores y diagramar el equipo que enfrentará a Temperley en el Ducó, el sábado 15 desde las 19.15.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento