La opinión del hincha Huracán 1 Central 1

hur-cent-35

Vamos a empezar por lo lindo, porque después me olvido. 1º el entretiempo los representantes de varios Huracanes del país desfilaron por el césped del Duco y en un momento tanto la gente como los que representaban a los Huracanes se pusieron a gritar “Dale Glooo” y se me puso (a mí y a todos) la piel de gallina.  El sentido de pertenencia de la gente que estaba en la tribuna y en el césped fue espectacular.  Mis felicitaciones a la gente de relaciones públicas y a los Huracanes y a los Quemeros de las tribunas. 2º El césped del Duco, tengo 52 años y jamás vi una cosa igual.  En sueños veía ese manto verde.  Mi más grande respeto a los encargados de cuidarlo.

Huracán salió con todo a comerse a Central.  En solo minutos tuvo situaciones en el arco rival y al toque nomas, Pussetto entre amagues define y pone al Globo 1 a 0.  Pintaba festival, la gente gritaba y se frotaba las manos.  No contento con eso, el mismo Pussetto tuvo dos situaciones más para ampliar el marcador.  Listo.  Ahí terminó todo.  Pero claro, los partidos duran 90 minutos.

Mi sensación (aclaro que es mía, puede no ser la de ustedes) es que Huracán se quedó sin piernas.  Porque de presionar, buscar y obligar se desmoronó.  Y el rival comenzó a tener sus chances.  Termina el primer tiempo pero, como se ganaba, todo era sonrisas en el estadio.

Pero el segundo tiempo empezó y comenzaron los calvarios.  Al ratito el mediocampo y la defensa dejan un hueco inexplicable que Central aprovecha y nos empatan.  Y a partir de ahí la enorme sensación que se podía jugar tres días seguidos y Huracán no iba a poder meter un gol y que el rival si aceleraba nos ganaba, literalmente.

EL nivel de algunos jugadores de Huracán asusta.  Y el colectivo también.  No pueden dar dos pases seguidos entre los de blanco, resulta increíble no verlos poder juntarse para jugar a la pelota.  Verlo a Romat nos da la sensación que esa punta es de terror, un Bogado que ya no me explico que le pasa, un Nervo que genera el túnel para que el de Central pase y nos empate, un Kaku que dura media hora, un Rolfi que se queda antes que termine el primer tiempo, un Barrales que tiene uno buenos primeros treinta minutos y después vive en el suelo (con el lomo que tiene… vive en el suelo)

Los demás tampoco hacen mucho como para que la situación cambie pero los primeros minutos del partido eran de esperanza para el futuro pero enseguida volvió el pasado.

Del técnico a esta altura no puedo decir nada, ya que sigue buscando el equipo y tratando de parar el temblor de esta gelatina.  Me demostró que sabe poniendo a Araujo de tres y que haya rendido, cosa que ningún Quemero se podía llegar a imaginar que podía andar bien en ese sector.  Pero no le encuentra la vuelta.  Imagino las cosas que le deben pasar por la cabeza y las soluciones que no llegan.  Gracias a Patria Quemera tengo la oportunidad de expresarme y poder dar lo que creo que falta: en un equipo que no logra tener ideas para crear futbol, un equipo que no logra avanzar con orden en el campo rival, un equipo que no sorprende a ningún rival ni logra torcer el rumbo, mi solución es Patricio Toranzo.  En un equipo donde pasan todas estas cosas malas, el Pato no puede estar en el banco de suplentes.

Vamos a visitar a los primos que vienen agrandaditos.  Ganan en todos los torneos.  Hicieron una cancha de basketball en Boedo y dicen que volvieron… no sea cosa que empiece la racha buena con ellos, como pasó la última vez.

 

Saludos Quemeros.

 

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento