El Firulete Quemero: $$$ $$$$$$$ 2 - Huracán 0

1

Se disputó un nuevo clásico en el Bajo Flores y el billete volvió a ser protagonista. El conductor televisivo sabe que por estos días se juega sus cartas más importantes para llegar a presidir la AFA y hace lo posible desde lo económico o desde su poder mediático para influir sobre el referato argentino; nada es casual, no es casual que hasta acá, para muchos el mejor árbitro del fútbol local dirija el clásico y se lo saque de encima de esta forma, estando a 2 años de Rusia 2018 hay que quedar bien frente al futuro patrón de la calle Viamonte.

El clásico era chato, más bien pobre y luego de un tiro libre pesimamente ejecutado por Mauro Bogado viene la contra de ellos y llamativamente el delantero rival corre como Forrest Gump con la pelota para ajusticiar a Marcos Díaz y quedar en ventaja. Huracán casi consigue el empate pero el arquero tapa una pelota imposible y lo deja con las ganas de festejar a Pusetto que venía haciendo un partido aceptable sin ser descollante; hay una patada en la cabeza que hace que el delantero termine con una venda, si es una patada es penal, aunque sea una jugada rápida pero ni el árbitro principal ni el asistente que esta de frente lo ve, esas cosas que pasan cuando enfrentamos a este club.

El segundo tiempo había que acabarlo lo más temprano posible y fue tan así que apenas comenzado, penal para ellos que sólo lo ve el principal candidato a dirigir en el próximo mundial que hace muy bien los deberes. La tarea no está del todo cumplida ya que enfrente está Marcos que le ataja de manera soberbia el disparo al mediocampista de ellos y cuando se rehace recibe un planchazo del ejecutor en la rodilla, el que imparte “justicia” junto a su asistente que está a 5 metros como mucho, no consideran que es expulsión y nuestro rival se salva de quedar con 10, no así nosotros que luego del ingreso de Toranzo, este ve la roja luego de un pisotón a un jugador contrario donde claramente se ve que el caído levanta las piernas y el “Pato” sin intención se lo lleva puesto, el criterio utilizado por el futuro mundialista es sacar su tarjeta roja y terminar la tarea encomendada por el que quiere ser el máximo dirigente del fútbol argentino, protestas por parte de los nuestros y en ese desconcierto llega el segundo gol para cerrar definitivamente el partido. Lo que vino después ya no tuvo sentido, el “Kaku”, Firulete Quemero, por ponerse el equipo al hombro desde el primer minuto de juego ya no era punzante y Marcos tapaba los ataques rivales. Final y un nuevo clásico plagado de polémicas. Ellos festejan, el árbitro conforme por lo realizado y Huracán con la bronca de saber que en parte lo pierde por un error fatal cometido en la primera etapa y por horrores de los que deberían impartir justicia de manera desinteresada.

Es hora de ponerse los pantalones largos en esta clase de encuentros, no  hace falta ya hablar del desmanejo perpetrado a la hora de incorporar jugadores o la salida del entrenador anterior (o sí) pero lo que no puede seguir sucediendo es que desde el oficialismo, que lleva las riendas del club no se pateé el tablero donde hay que patearlo, es inadmisible que sean testigos timoratos mientras el hincha sufre al ver tanta injusticia, no solo hoy, desde hace varios años ya. Huracán pareciera ser el club maldito del fútbol argentino, aquel club que es fácil perjudicar ya que los propios de adentro lo perjudican día a día al quedar callados frente a cualquier tipo de atropello.

Que sirva el receso para ajustar tuercas y hacer los cambios necesarios en un plantel que viene teniendo puntos muy bajos para darles lugar a otros jugadores que piden primera. Igualmente, esto puede servir de poco si continúan dirigiendo los jueces de esta forma bochornosa.

El orgullo de ser Quemero está por encima de todo y nosotros somos hinchas de un club al que amamos y le vamos a entregar todo lo nuestro si es necesario, confío en que la dirigencia haga lo mismo, sino flaco favor le estarán haciendo a Huracán.

Banderas Quemeras, en tu Corazón,

Yo quiero verlas, Ondeando Luzca el Sol o No…

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento