La opinión del hincha: fin de ciclo.

En una linda tarde, las puertas al fin se abrieron para que todos los Quemeros pudieran entrar y miles y miles de personas fueron a ver al Globo.  Enorme expectativa se había generado ante este encuentro y logré ver simpatizantes que se acercaron desde todos los rincones del país para ver a Huracán.  Aunque ahora no sirva de nada, espero que los Dirigentes hayan aprendido la lección.

El equipo entendió el mensaje que la gente le envió en la semana.  No tuvieron dudas en salir a ganar y a llevarse al rival por delante.  Y fueron.  El primer tiempo fue un monólogo, donde Huracán fue una máquina de generar futbol y oportunidades, dejando al rival el papel de “esperar que pase la tormenta”.  Nos fuimos al entretiempo con un sabor dulce ya que no solamente no se notaba la diferencia entre uno y otro en la tabla sino que sabíamos que habíamos sido muy superiores y que se podía dar.

El segundo tiempo fue igual, con goles perdidos, situaciones creadas y la íntima sensación que Huracán lo embocaba en cualquier momento…

Lo que muchas veces nos hicieron los árbitros, hoy nos lo hizo nuestro técnico.  En el mejor momento de Huracán, increíblemente sacó al mejor (por lejos, lejos, lejos) jugador del partido, al Rolfi Montenegro.  Yo en ese momento miré a la gente, no lo podía creer.  Eran todas bocas abiertas, rostros de incredulidad y el cerrado aplauso al jugador, que había entendido que partido se tenía que jugar de esa forma.  Insólitamente y no contento con la tremenda… digamos… terrible error, lo saca al otro que andaba muy bien, el pibe Compagnucci, para el estupor del estadio.

Uno es respetuoso del trabajo de la gente pero cada uno debe reconocer las limitaciones propias.  Si un técnico dirige a un equipo con el estadio (de los grandes, no de 12000 personas) lleno, de local, va empatando y está jugando un clásico y mete los cambios que mete, solo queda dar un paso al costado. 

Ya pudre estar peleando el descenso siempre.  Pudre.

 

Saludos Quemeros!

Carlos Biondi.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: