En las manos de Marcos (Huracán 1 – Arsenal 0)

Por la segunda fecha del Torneo Julio Humberto Grondona, Huracán recibió a Arsenal de Sarandí en el Estadio Ducó sin público local por recomendación del Comité de Seguridad, tras los incidentes e inconsistencias en la organización en el partido frente Alianza Lima.

Néstor Apuzzo fue expulsado por ingresar con el equipo más tarde del horario previsto y tuvo que observar el partido desde la Platea. El DT dispuso el regreso de Mancinelli sobre el sector derecho, retornando Nervo a su habitual posición en el centro de la defensa.

La primera jugada de riesgo fue para el equipo conducido por Martín Palermo y como si se tratara de un presagio la intervención de Marcos Díaz, arriesgando su humanidad, fue fundamental, tras un severo error de cálculo de Nervo.

En un primer tiempo poco entretenido a Huracán le costaba encontrarse con la pelota y los del Viaducto no tuvieron un buen desempeño de Cristian Chavez, su creador de juego. El Globo dependió mucho de las apariciones de Alejandro Romero Gamarra que cuando se asoció con Toranzo y Ábila generaron, tras una buena triangulación, la jugada más clara en la que Wanchope no pudo convertir.

Cerca del final, a los 37 minutos, una buena presión de Romero Gamarra obligó al error en el despeje del arquero Andrada que le posibilitó a Wanchope abrir el marcador.

En el complemento, con la tranquilidad del resultado, Huracán arrancó mejor y comenzó a inclinar la cancha a su favor pero no pudo materializarlo en el arco rival.

De a poco Arsenal fue creciendo y con los ingresos de Pugh y Fredes mereció el empate que no llegó por la gran tarde de Marcos Díaz que respondió en cuatro ocasiones con gran seguridad y contó con la fortuna cuando el remate de Muñoz se estrelló en el travesaño.

El trabajo de Vismara creció durante los últimos minutos y, bien secundado por Villarruel, intentaron hacer pasar los minutos con la pelota en campo rival. Apuzzo cuidó los soldados para el partido del martes y mandó al campo a Borghello, Moreno y Fabianesi y Gallegos, para poblar el mediocampo.

De contra Huracán no aprovechó los espacios que le dejó Arsenal. Los buenos arranques de Torassa se diluyeron cual jugo tang, como diría mi amigo el Musulmán Quemero. La ausencia de Espinoza se hizo notoria en la carencia de ese último cambio de ritmo y en los desbordes hasta la línea de fondo.

Se ganó un partido que había que ganar para superar el mal arranque en Santa Fe, pero no sobró demasiado. El resultado es valioso pero este equipo puede y debe rendir mucho más y cerrar el encuentro para no sufrir hasta el final. Más allá de los dos errores puntuales de Nervo y Domínguez, bien resueltos por la figura de la tarde, en su regreso, la defensa cumplió. Mancinelli mostró un correcto nivel en la marca -y hasta se animo a alguna proyección-. Por el otro sector Balbi fue muy desbordado pero mostro seguridad en los cierres.

El buen resultado de hoy y la seguidilla de partidos que tiene por delante Huracán obligará al recambio y los nombres de Montenegro y Puch -que estuvieron presentes en la platea- parecen los indicados para maquillar la ausencia de Espinoza.

Se viene Mineros de Venezuela, el martes en un Palacio Ducó que va a reventar; y tres días más tarde habrá que viajar a Mendoza para enfrentar a Godoy Cruz. Las manos de Marcos van a estar, pero el juego del Globo debe seguir creciendo.

Juan Martín Zara

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: