Huracán 1 – Arsenal 0: La opinión femenina

Semana movida si las hay para el Globo y su gente. ¿Cómo empezar esta historia? Después del partido de Alianza de local hubo lío, y de manera totalmente injusta y arbitraria, vos, yo, y miles de Quemeros más, que usamos esos 90 minutos para encontrarnos en nuestro lugar en el mundo, nos quedamos sin esa posibilidad hoy. Así, de un momento para el otro, dos días antes del partido nos avisan que nos quedamos sin lo que más nos gusta hacer en toda la semana, que es ir a verte. Sin palabras… ¡Qué sufrimiento ver a Huracán por tele!

Había que ganar en casa y se ganó. Después de haber empatado de local contra Alianza, y de haber perdido en el arranque del torneo local contra Unión, era imperioso ganar y hacerse fuerte de local. Y así fue. Con muchas cosas para corregir, y con mucho más huevo que táctica. Con Marcos Díaz, como siempre, impecable, irrompible, seguro, firme. Con la defensa que el primer tiempo anduvo muy bien, y en el segundo tiempo se desbordó un poco. Con Toranzo, hoy, impreciso. Con Vismara que va de menor a mayor, aunque ese pico lo haya conseguido en los últimos diez o quince minutos. Con Torassa que, definitivamente, le faltaba continuidad para empezar a demostrar que puede aportarle al equipo. Con Wanchope que vive en off side pero que igual hace goles y por eso lo bancamos. Y acá me detengo, con la figura, con un pibe de nuestra cantera, con un fenómeno, con un pichón de crack que se divierte con la pelota, y hace delirar a Parque Patricios con sus caños y sus pases acertados, que son casi todos. Con humildad, sacrificio y siempre una sonrisa: sos enorme Kaku. Seguí divirtiéndote con la redonda en los pies, porque sos magia, sos todo lo que le hace bien al fútbol.  Y sos de la casa… Por eso, yo te quiero mucho. ¡Ganamos, carajo, ganamos! Los tres puntos quedaron en casa, y ojalá sean el puntapié para afianzarnos en la categoría. Ganando, va a ser más fácil corregir los errores… Pero, ¡qué lindo es volver a estar en Primera!

Por estos tiempos, el Quemero vive en un sueño, no hay dudas. Porque está en Primera división… Y porque tiene, además, otros torneos para afrontar, como si fuera poco. Porque el mundo Huracán es así y no hay con qué darle, “de la nada a la gloria me voy”, me diría una vieja amiga. Y porque además, ya piensa en la Recopa contra River. Y porque, además, para los que rondan los 25, 30 años, la vuelta del Rolfi es toda una revolución. Quienes me conocen, saben que, aunque me cueste admitirlo, ya panquequée con este tema. Algunas traiciones no se perdonan, al menos yo no puedo. Pero volver a ver a Montenegro, uno de mis primeros “ídolos” con una remera que tiene el Globo en el corazón es, por lo menos, movilizante. Ahora que ya está acá, le deseo todos los éxitos, porque así, Huracán también los tendrá. Apoyemos, Quemeros. Es el momento. Es nuestro momento, porque cuando Huracán gana, la semana es más linda. Que el martes, la cancha explote, alentemos todos juntos pa’ que pongan huevo nuestros jugadores. El martes, volvemos a la Copa Libertadores. No me pellizquen, de este sueño, no me quiero despertar. “Este sueño es la razón de mi vida para seguir soñando”

 

¡¡La razón cuando me faltan razones (xxHxx)!!

 

Victoria Stenvers

@VicoHuracan

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: