Durmió la siesta

Durante los primeros 75 minutos del encuentro ante Crucero del Norte, Huracán fue un equipo largo, impreciso, incorrecto, desequilibrado, mal parado en el fondo y con errores muy marcados y llamativos en defensa: Martín Nervo pierde físicamente con Ávalos en los dos primeros goles, donde Arano fue desbordado primero por Pérez y luego por Martínez y en el tercer gol hay, otra vez, un mal cierre de Nervo para detener a Martínez, que al meterse al arco pierde la posición con Arano, que en su afán por despejar la pelota, la termina clavándo en el ángulo derecho de Matías Giordano.

Sólo era necesario ver el rostro de decepción de Néstor Apuzzo para entender la gravedad de la situación, ya que Huracán estaba disputando uno de sus peores partidos de la temporada ante un rival crucial por la permanencia y lo estaba perdiendo 3 a 0 sin sufrir una clara superioridad futbolística del rival, pero también sin tener un solo mérito propio para traerse algo de Misiones.

Todo indicaba que la próximas dos semanas (hay párate por las PASO nacionales) iban a ser durísimas para el conjunto de Parque de los Patricios, pero a los 30 minutos de la segunda parte, Ramón Ábila se vistió de delantero por afuera, desbordó intentando en primer lugar poner un pase entre líneas que fue bloqueado por Pérez, pero luego realizó un pase atrás para que Cristian Espinoza marcara el 1-3 y diera inicio a la remontada.

Desde ese momento, Crucero del Norte cedió todo el protagonismo a un Globo, que con los ingresos de Agustín Torassa y Ezequiel Miralles no ganó más futbol ni metió mayor presión contra el arco defendido por Horacio Ramírez, pero si acumuló gente de la mitad de la cancha para arriba y desnudó todas las falencias que posee el equipo dirigido por Sebastián Rambert, que no supo aguantar una diferencia que parecía definitiva.

Huracán no llegaba con peligro ni acorralaba a Crucero del Norte contra su arco, pero un centro largo de Miralles que cayó en los pies de Toranzo, para que el número 18 del Globo colocara la pelota en el área chica y consiguiera el remate de Torassa, que se convirtió en el 3 a 2 del partido a falta de cinco minutos para la finalización de los 45 reglamentarios.

Seis minutos después, el Globo seguía seguía acumulando gente en ataque, pero sin acorralar ni generar mayores riesgos para la portería defendida por el arquero Ramírez, pero un cambio de frente de 40 metros en diagonal de Mauro Bogado fue bajado por Wanchope Abila y colocado en los pies de Espinoza, que remató duro y fuerte un balón que pasó por debajo de las piernas del guardameta de Crucero del Norte y marcó el 3 a 3 final.

Un minuto después, Toranzo de larga distancia casi convierte el 4 a 3, dejando una situación de insatisfacción ante un resultado que debería generar todo lo contrario y no porque se consiguió de visitante ante un rival directo, sino por la manera en la cual se dio y por los propias limitaciones que manifestó tener el equipo de Néstor Apuzzo en el partido.

Ahora, ¿qué hubiera pasado si Huracán se plantaba 15 metros más adelante en el campo de juego? ¿Si el equipo de Apuzzo no hubiera cedido el protagonismo ante su rival? ¿Si el Globo jugaba los 90 minutos acumulando futbolistas en el área contraria como hizo en los últimos 15 del partido? ¿si los defensores hubieran tenido una buena tarde? ¿Si Luciano Balbi hubiera jugado de titular? Nadie lo sabrá, porque la unica verdad es la realidad, pero la sensación que queda es que Huracán se podría haber llevado muchísimo más de lo que se llevó, ya que jugando mal, sin ideas, ni juego asociado logró tres goles en 15 minutos ante un rival que no supo qué hacer cuando el Globo hizo algo tan simple como acumular futbolistas en su sector defensivo.

Debug Mode Enabled
Database Connection: OK
Metadata Debug Value (Meta Thread ID: )
Cache Not Hit: Display Comments - Setting: scvbc_pa_durmi-la-siesta
Searching vBulletin database (Forum ID: 38) for thread title: 'Durmió la siesta'
Did not find any vBulletin comments.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: