Un tobogán sin fin (Huracán 0-1 Newell´s Old Boys)

Huracán cayó por 1 a 0 ante Newell´s en el Ducó y el panorama cada día es aún más complicado. El globo quedó a milésimas de volver a entrar en zona de descenso directo, se le vienen partidos complicadísimos y lo más preocupante es que no parece haber una solución. El equipo, nuevamente, se fue aplaudido.

Cuando juega mal, pierde. Cuando juega bien, pierde. Cuando recibe al último (Arsenal), pierde. Cuando recibe al nuevo puntero (Newell´s), pierde. Y los puntazos que sacó de visitante en los últimos partidos tienen poco valor, porque de local PIERDE. Huracán no juega bien hace mucho tiempo, pero tampoco liga. La suerte no está de su lado y en un encuentro donde el rival se aproximó una sola vez, entre la jerarquía de Scocco y un desvío le terminan costando tres puntos fundamentales que ojalá no haya que lamentarlos aún más en el futuro cercano.

Probablemente haya sido de las mejores producciones del equipo de Azconzábal en los últimos partidos. Desde el comienzo hasta el final fue el único que intentó ir en busca de la victoria, contrariamente a Newell´s, que como habitualmente lo hace, se refugió atrás y trató de aprovechar algún error: evidentemente, le da muy buenos resultados.

Nuevamente, a Huracán le volvió a faltar el último pase… o el centro delantero que te defina la jugada. Muchísimas veces el globo creó peligro en el arco defendido por Pocrnjic, pero como todo el campeonato falla en la definición. Ni Angulo, Ni Briasco, ni Mariano González supieron aprovechar las oportunidades claras que se les presentaron, alguna de ellas muy claras. Lo positivo del equipo nuevamente volvió a ser el Kaku Romero Gamarra, quien cumplió 100 partidos en el club, y que fue el encargado de organizar el juego y distribuir la pelota. También para destacar la labor de Lucio Compagnucci, tal vez la figura del globo en el partido.

Párrafo aparte para el papelón que se vivió en el primer tiempo, luego de que Paletta no cobre un supuesto penal a Romero Gamarra, el público quemero enloqueció en contra del árbitro y luego de varios cánticos en su contra, sumados a la AFA y a la Conmebol, decidió suspender momentáneamente el partido. Una cosa pocas veces vista. Luego de la reanudación del mismo, irónicamente la gente de Huracán aplaudió cada fallo de Héctor Paletta.

El segundo período fue un calco del primero. Con el ingreso de Pussetto en lugar de Angulo parecía que el equipo encontraba los caminos y que el gol podía llegar, pero faltando quince minutos y en una jugada esporádica que no parecía crear peligro, Scocco remató desde el sector izquierdo del ataque y un desvío en Nervo descolocó completamente a Marcos Díaz y abrió el marcador para la lepra. Nuevamente, y al igual que el gol de Sánchez Sotelo para Arsenal, fue un baldazo de agua helada para el pueblo quemero que se hizo presente en el Ducó.

Como pudo, Huracán fue por el empate y aunque tuvo una chance clarísima en los pies de Lucas Villalba, no lo pudo conseguir y ni siquiera pudo rescatar un punto en un encuentro donde el rival NO ATACÓ. Increíble, pero cuando la suerte no está de tu lado, nada te sale bien.

La próxima jornada, en lo que será la previa al clásico, Huracán visitará a Aldosivi en Mar Del Plata en lo que será una verdadera final por no descender. El tiburón actualmente se ubica un puesto por delante del globo con un punto de ventaja, aunque con un partido menos. Además, entre semana, los dirigidos por Azconzábal viajarán a Formosa para disputar el encuentro de 32avos de final de la Copa Argentina, frente a Defensores Unidos de Zárate.

Resumen del Partido:

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento

A %d blogueros les gusta esto: