Se hizo justicia (Huracán 1-1 Boca)

Huracán perdía injustamente ante Boca con gol de Benedetto y se hundía aún más en los promedios, pero en el minuto 95, y luego de un claro penal de Rossi a Montenegro, Romero Gamarra igualó el encuentro y el globo sumó un verdadero puntazo ante el líder del campeonato que le permite alejarse un poco más de los puestos de descenso directo.

Qué injusto hubiese sido perder este partido… Como lo fue con Newell´s, como lo fue con San Lorenzo, como lo fue con Independiente. Huracán, nuevamente, fue superior al rival durante los 90 minutos pero la historia es la misma de siempre: llega mucho, falla en la definición, y en la única que le llegan le hacen el gol y se hace todo cuesta arriba. Esta historia no fue muy distinta a las mencionadas anteriormente, pero la diferencia estuvo en que esta vez no fue perjudicado por el arbitraje y pudo empatarlo en el último suspiro.

Con el debut en primera división de Fernando Cosciuc, quien reemplazó a Risso y lo hizo de muy buena manera, y la presencia en el once titular de Ignacio Pussetto en lugar del Rolfi Montenegro, el equipo dirigido por Azconzábal se jugaba una de las paradas más bravas, frente al puntero del torneo. Sin dudas se esperaba muchísimo más del Xeneize, que se dedicó a esperar a Huracán desde el comienzo y encontrar los espacios mediante la velocidad de Pavón.

Fue el globo quien tuvo la iniciativa en el juego, a través de las asociaciones entre Romero Gamarra y Mariano González y la velocidad de Pussetto, el mejor del quemero en el primer período. Justamente el 7, ex Rafaela, fue quien tuvo en sus pies la más clara en esa primera mitad, tras una gran corrida que finalizó con un remate al segundo palo que fue enviado al córner por el arquero Rossi. Por su parte, el trabajo del doble cinco (Fritzler – Compagnucci) volvió a ser impecable anulando a Gago y Pablo Pérez, los encargados de darle juego a Boca. El equipo comandado por Guillermo Barros Schelotto solamente inquietó el arco de Marcos Díaz con un remate de afuera de Jara que casi se clava en el ángulo.

Ya en el complemento, en el que si bien el local seguía teniendo la iniciativa, pero la presión era menos contundente con respecto al primer tiempo, fue Boca quien comenzó a tener situaciones, más producto de errores propios que de virtudes de ellos, como por ejemplo una salida errónea de Díaz que pudo conectar Magallán pero dio en la parte de afuera del poste y salió. El goleador Darío Benedetto también avisó quedando mano a mano pero pifiando su remate de zurda y entregándosela al guardameta quemero.

Sin embargo, y se sabía que iba a ser así, en la primera chance clara que tuvo no perdonó: pelotazo largo de Rossi, que peinó desafortunadamente Cosciuc y que le cayó justamente a Benedetto, quien encaró mano a mano a Nervo, le enganchó en velocidad para su pierna derecha y le rompió el arco a Díaz, anotando un golazo que fue un baldazo de agua fría para Huracán, como aquel gol de Scocco, como el de Angeleri y como tantos otros que sin merecerlo le ganaron el partido con nada…

El globo comenzó a desesperarse, puso mucha gente en ataque y eligió la vía aérea para generar peligro, obviamente con el ingreso de Mendoza como eje y Angulo por la banda, sumado al Rolfi Montenegro como enlace junto al Kaku. Los minutos pasaban, Boca optó por rellenar su mitad de cancha con los ingresos de Maroni y Zuqui y tener la posesión. Sin embargo, cuando el partido se acababa, un envío al área que peinó un jugador de Huracán, quedó abollando y ante la salida de Rossi, Montenegro pudo llegar antes y dejarse caer ante el claro contacto del ex Chacarita y Defensa.

Romero Gamarra fue el encargado del penal dando una gran muestra de carácter y la colocó con calidad al palo derecho del arquero, quien se tiró al otro lado, para desatar la locura y un gran desahogo en el Palacio Tomás Adolfo Ducó y darle un punto importante a Huracán de cara a lo que resta del campeonato.

Con este empate, el globo le sacó un punto más a Temperley y ahora la diferencia es de cuatro unidades. Además se alejó unas milésimas de Olimpo, quien también perdió en el día de ayer. Justamente el equipo de Bahía Blanca será el próximo rival de Huracán, en una verdadera final, que se jugará el próximo domingo con horario a confirmar. Por su parte, este miércoles, el globo deberá afrontar el encuentro de vuelta frente al Anzoátegui de Venezuela, por la primera fase de la Copa Sudamericana, en un partido en el que no podrá contar con los suspendidos Díaz, Romat, Mancinelli, Fritzler y Compagnucci.

Resumen partido:

 

 

 

Galeria de Fotos

Fotos: Pablo de Angelis

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: