El curioso caso de Germán Lesman.

Llegó a Huracán con el título de Goleador de la B Nacional debajo del brazo. Los 17 goles marcados con la camiseta de All Boys le deparaban un destino en la primera división, y así el Globo puso sus ojos en él para llenar el vacío que había dejado Ramón Wanchope Ábila tras su salida al Cruzeiro de Brasil.

En ese torneo de la segunda categoría del Fútbol Argentino, el atacante nacido en 1990, superó en la tabla de máximos artilleros a Fabricio Lenci de Juventud Unida de Gualeguaychú y a Fernando Coniglio, quien por estas horas negocia su llegada al Globo.

Como en casi todos los mercados de pasees hubo inconvenientes en su llegada. El goleador oriundo de Esperanza, Santa Fe, se consideró jugador libre ya que All Boys no le abonó en tiempo y forma tres meses de su salario. Además se metió en la negociación Defensores de Villa Ramallo, dueño de la mitad del pase del Rooney argentino que debutó profesionalmente un 7 de agosto de 2010 con la camiseta de Colón, cuando el sabalero empató 1 a 1 frente a Quilmes.

 Tras un ida y vuelta que incluyó amenazas del Presidente del Albo y negociaciones con el Granate del Federal A, el artillero desembarcó en Parque Patricios con sus 46 goles en 135 partidos jugados que hacían ilusionar al mundo Huracán.

Desde el comienzo su suerte no fue la mejor. El conflicto entre Eduardo Domínguez y Alejandro Nadur por la falta de refuerzos desembocó en la compulsiva incorporación de delanteros por parte del Presidente, entre los que llegaron Jerónimo Barrales y David Deptris, ambos en libertad de acción. Así, con un DT que no lo había solicitado y tras ciertos problemas físicos, el debut de Germán Lesman con la camiseta del Globo tuvo que esperar.

Tras la prematura salida de Eduardo Domínguez, y el nefasto ciclo de Caruso Lombardi (ganó 1 de 8) en el que ingresó desde el banco de suplentes en un par de oportunidades, Lesman fue titular a finales de 2016, en la victoria de Huracán ante el Talleres de Frank Darío Kudelka, bajo las órdenes de Néstor Apuzzo.

La llegada del Vasco Azconzábal no trajo mejor suerte para el Colo, quien volvió a entrenar con la reserva, donde convirtió varios goles y los problemas físicos lo volvieron a aquejar.

La falta de un goleador fue uno de los tantos grandes problemas que tuvo el ciclo del Vasco, que finalizó hace poco tiempo, y tras la durísima goleada frente a Libertad, ya tiene sucesor.

Gustavo Alfaro es el DT número 11 elegido por Alejandro Nadur. Esa lista de nombres tan heterogénea arrancó con Juan Amador Sánchez, allá en 2011 y tuvo a profesionales de estilos completamente opuestos, pasando por Diego Cocca, Héctor Rivoira o Antonio Mohamed, entre otros.

Pocas cosas tienen en común los últimos cuerpos técnicos del Globo. Seguramente una de ellas sea la necesidad de un mercado de pases a la altura de lo que se está peleando. Nada menos que la permanencia en Primera División y todo lo que esto conlleva para el porvenir institucional del Club Atlético Huracán.

Seguramente este sea el mercado de pases en el que Alejandro Nadur deba estar más atento. No solamente en la llegada del goleador, sino en el armado de un plantel que no puede defraudar.

Este es German Lesman, el que arribó a Huracán con mejor promedio de gol que Wanchope Ábila en el momento que dejó Instituto. El que superó a Coniglio en la tabla de goleadores de la B Nacional. El mismo que declaró con desparpajo frente a las cámaras de TV, tras marcar un doblete: “Capaz Rooney mira videos míos, yo no miro de él…”.

Curioso es el caso del goleador que llegó sin ser pedido, jugó poco y nada y tras superar sus problemas físicos y bajar casi 10 kilos, entró en la lista de la pretemporada que conducirá Alfaro en Luján. Curioso es el caso de Lesman, que tiene todo para ganarse ese lugar que no pudieron llenar Mendoza, Briasco, Molina, Barrales, Depetris, ni tantos otros.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: