Voló en el bosque (Gimnasia LP 1-3 Huracán)

¡Triunfazo de Huracán! El globo derrotó 3-1 a Gimnasia en La Plata y consiguió su segunda victoria consecutiva en la Superliga Argentina, además de cortar una sequía de 31 años sin poder ganar en el Bosque. Wanchope Ábila e Ignacio Pussetto, por duplicado, anotaron los goles del equipo, que sufrió hasta el final con el descuento del lobo pero terminó cosechando tres puntos de oro.

Si no se sufre no vale, globo; pero cuanto hacía falta una victoria así… El equipo de Alfaro sigue en pleno crecimiento y hoy dio una muestra de personalidad tremenda para lograr ganar en una cancha maléfica en las últimas tres décadas. Además, Huracán volvió a demostrar que el peso ofensivo, esta vez, lo tiene y que si se mantiene sólido en el fondo los resultados van a aparecer.

Los primeros minutos del partido fueron realmente malos, sin llegadas claras y apenas aproximaciones por parte de ambos lados. El globo había tenido rápidamente la más clara producto de un cabezazo pifiado de Pussetto luego de un tiro libre del Pato Toranzo, pero el lobo también había inquietado con un derechazo de Dibble que pasó al lado del palo izquierdo.

Justamente, cuando el Pato comenzó a meterse en el encuentro el globo arrancó a hacer la diferencia en el mismo. Claro que con la ayuda de Pussetto y Solís por las bandas, el sacrificio de Coniglio y la eficacia de Ramón, sumado a Adrián Calello que fue un relojito en el mediocampo. Así, a los 29 minutos del primer período, Huracán encontró por primera vez los espacios y abrió el marcador: recuperación de Nazareno Solís para dejársela a Toranzo, quien transportó para habilitar exquisitamente a Pussetto, que ante la salida de Martín Arias dejó solo a Wanchope para empujarla y anotar su tercer tanto desde la vuelta al globo.

Ya en el complemento, el equipo dirigido por Alfaro pudo haber estirado la diferencia en los primeros instantes, pero el goleador quemero se tiró luego de eludir a Arias y el árbitro no compró la simulación. La mala noticia de la jornada. Sin embargo, minutos más tardes, y ya con Mendoza en cancha en lugar de Coniglio (salió con molestias), Huracán agarró mal parado a la defensa de GELP y tras una gran habilitación de Calello a Wanchope, éste no fue egoísta y le hizo devolución de gentilezas a Nacho Pussetto, quien solo tuvo que empujarla para marcar su primer gol en la noche platense y el segundo tanto del globo.

Todo era felicidad para Huracán, para Alfaro y para todo el pueblo quemero. Pero una falta tonta en el borde del área que terminó en centro y gol de Colazo complicó toda la noche. Sin dudas esa jugada hizo un click en el partido y el resto del mismo fue un verdadero parto. Gimnasia puso contra las cuerdas al globo y si no fuese por Marcos Díaz, quien tuvo un segundo tiempo brillante, probablemente la historia hubiese terminado diferente. Afortunadamente esto no pasó y ya en el tiempo de descuento, Pussetto encaró de derecha a izquierda, se hizo el hueco y metió un zurdazo impecable para liquidar la historia.

Fue victoria nomás para Huracán, la segunda al hilo en el torneo, y llegó a las seis unidades. Lo más importante, obviamente, sigue siendo escalar en los promedios. El próximo sábado desde las 14, en el Ducó, el globo recibirá a Unión de Santa Fe e intentará continuar con esta buena racha.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: