De no creer [Huracán 0 (1) – (3) 0 Vélez Sarsfield]

Huracán quedó eliminado de la Copa Argentina tras ser derrotado en los penales por Vélez, luego de igualar 0 a 0 en los 90 minutos. El globo, que tuvo la concreta chance de ganarlo en los 90 con un penal que Rigamonti le atajó a Romero Gamarra, falló tres de cuatro en la definición desde los doce pasos y no pudo acceder a los cuartos de final. A pensar en el campeonato.

Difícil de explicar lo que sucedió en la noche de La Paternal, en un estadio sin público y con un Huracán que tuvo todo para ganarlo pero en los penales falló… y mucho. Lamentablemente, en uno de las mejores actuaciones del ciclo Alfaro, el globo se queda sin nada y deberá cambiar el chip rápidamente ya que en diez días se juega una verdadera final en Bahía Blanca.

Si bien el partido fue bastante entretenido, por momentos de ida y vuelta y con muchas chance claras para ambos lados, sobre todo en los pies de Maxi Romero y Vargas por el lado de Vélez y en la zurda de Wanchope Ábila por el lado quemero, el momento clave del encuentro se dio a los 35 minutos del complemento, en el que luego de un pelotazo largo hacia Wanchope, Rigamonti interceptó con la mano afuera del área y debió ser expulsado, pero el árbitro Loustau solo le mostró la amarilla.

Justamente, de ese tiro libre ejecutado por Romero Gamarra, la pelota dio en la mano de un jugador velezano y ahí sí el referí no falló. Luego de una discusión con Wanchope por quien se encargaba de la ejecución, fue el Kaku quien pateó pero lamentablemente entre Rigamonti y el palo evitaron que el globo consiga la victoria.

A pesar de esto, el elenco dirigido por Gustavo Alfaro tuvo en la cabeza de Coniglio la oportunidad de ganarlo en la última pero no fue así y el partido se fue a los tiros desde el punto del penal, donde Vélez fue muy superior y se quedó con el pase a cuartos de final. Luego de que Coniglio meta el primero de la tanda, Wanchope Ábila (erró), Toranzo y Romero Gamarra (atajó Rigamonti) fallaron y el Fortín, que no erró ni uno solo, avanzó a la siguiente instancia.

Obviamente queda el sabor amarguísimo de quedar eliminado de la Copa Argentina; un torneo que en el cuadro parecía accesible para seguir avanzando pero que no pudo ser posible. Teniendo en cuenta el rendimiento del equipo, se vieron notorias mejorías. La dupla central nuevamente fue lo mejor del equipo, con Salcedo como estandarte. El mediocampo, compuesto por Calello, Toranzo y González estuvo manejó los tiempos del partido y tanto Pussetto como Ábila fueron los más peligrosos, generando muchas situaciones de gol y estando activos permanentemente.

Huracán volverá al ruedo el lunes 16 cuando visite a Olimpo en un duelo clave por la permanencia.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: