Se cortó la racha (Godoy Cruz 2-1 Huracán)

Huracán perdió un partido increíble ante Godoy Cruz por 2 a 1 y no pudo quedar como escolta en la Superliga. El globo realizó un gran encuentro y hasta pudo ganarlo, pero en las únicas fallas defensivas el tomba no perdonó y el equipo de Alfaro se vuelve de Mendoza con una derrota injusta y dolorosa.

Los merecimientos en el fútbol no existen pero resulta inexplicable, justamente, explicar cómo fue que Huracán hoy se volvió con las manos vacías de Mendoza. Cuesta encontrar el porqué de esta derrota, si el globo fue el equipo que tuvo siempre la pelota, que generó juego, que se asoció y que tuvo las chances en todo momento de anotar. Pero claro… hoy la parte ofensiva no estuvo contundente y, por segunda vez, la defensa no estuvo sólida. Este combo le permitió a Godoy Cruz, con solamente dos llegadas en 90 minutos, quedarse con los tres puntos.

Con Patricio Toranzo nuevamente en cancha como novedad más importante, en lugar del engripado Fernando Coniglio, Gustavo Alfaro dispuso un 4-5-1 con un mediocampo superpoblado y con Wanchope como única referencia. El globo desde el comienzo manejó los rumbos del partido, moviendo la pelota y haciendo tenencia, para filtrar cuando aparecía algún hueco y lastimar a la defensa del bodeguero. Si bien el plan funcionaba a la perfección, al globo le costaba en la terminación de la jugada, ya que en el último pase fallaba. Las chances más claras de gol vinieron producto de remates desde afuera, con uno del Kaku que pasó apenas por encima del travesaño como más destacado.

Godoy Cruz, por su parte, no encontraba la pelota y solo corría para recuperarla. Sin embargo, cuando se diluía el primer período, con un pase de primera el Morro García descolocó a toda la defensa quemera y se la sirvió a Ángel González, quien luego de una corrida por izquierda y dos enganches hacia adentro, remató al primer palo de Marcos Díaz que nada pudo hacer y estampó el 1 a 0. Por el trámite del primer tiempo, una injusticia total.

Ya en el complemento, Huracán salió con todo para lograr la igualdad, que llegó rápidamente pero de la forma menos pensada. Luego de un avance del elenco local por izquierda a través de Fabricio Angileri, este mismo dejó un hueco importante en el retroceso que pudo aprovechar Nacho Pussetto, quien luego de un cambio de frente preciso de Romero Gamarra corrió por el sector derecho y definió al primer palo del arquero Burián para decretar la igualdad parcial.

A partir de allí, todo volvió a ser del globo, que tuvo numerosas oportunidades para dar vuelta el resultado (entre ellas un remate dentro del área de Toranzo que sacó el arquero) y hasta se vio perjudicado por un penal que le cometieron a Pussetto, no cobrado por Diego Abal, cuando promediaba el complemento. Sin embargo, y al igual que en el primer tiempo, un pelotazo intrascendente y un mal cálculo de Nervo le permitió al Morro García girar y de primera colocar la pelota por encima de Díaz para poner de nuevo en ventaja al equipo mendocino. Sin dudas, por cómo se dio el desarrollo del encuentro, este gol fue un baldazo de agua helada para Huracán, que aunque tuvo alguna aproximación no volvió a ser el mismo equipo que antes.

Para el final solo quedó la tonta expulsión de Lucas Villalba por una patada sin pelota a un rival que lo aleja de la “final” con Vélez de la próxima fecha. Con esta derrota, Huracán queda con 14 puntos y sigue, con un partido más, nueve unidades por encima de Olimpo en la tabla del descenso. A cambiar la página, pensar en el próximo encuentro, que el equipo viene haciendo una muy buena campaña y debe continuar así.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: