Se topó con una muralla (Huracán 1-1 Patronato)

En un partido caliente, Huracán apenas pudo rescatar un empate ante Patronato en el Ducó y no logró extender la racha de victorias. Adrián Balboa puso en ventaja a la visita en el final del primer tiempo pero Fernando Coniglio de penal, minutos después de que Bértoli le ataje uno a Bogado, anotó el empate para el globo, que mereció mucho más pero no pudo con un arquero que le puso candado al arco.

Dos palabras alcanzan perfectamente para sintetizar el motivo por el cual Huracán no logró quedarse con los tres puntos en su último encuentro como local del 2017: Sebastián Bértoli. El arquero de Patronato se atajó todo y el globo solo pudo quebrarlo a través del segundo penal, que ejecutó Coniglio. Si bien el equipo de Gustavo Alfaro no tuvo un buen desempeño en la noche de Parque Patricios, con lo realizado en la segunda etapa mereció claramente el triunfo.

En un primer tiempo sin muchas emociones, donde el elenco quemero había tenido las más claras con un cabezazo de Pussetto y una jugada desafortunada para la defensa del Patrón que casi termina en el arco producto de una carambola, fue el conjunto visitante quien se fue al descanso en ventaja. En su único avance en esos 45 minutos (y en todo el partido), Sandona corrió por la banda derecha y envió un centro preciso que conectó Balboa con una especie de tijera, que dejó sin reacción a Marcos Díaz y generó un baldazo de agua fría en la multitud quemera que se acercó al Ducó.

Si bien Huracán había sido quien tuvo la iniciativa durante todo el desarrollo del primer tiempo, nunca se lo notó cómodo en el trámite del juego y además sufrió las imprecisiones en el último pase, que generaron que las jugadas que podrían terminar en peligro finalicen en nada.

Ya en el complemento, en el cual se presumía que iba a ser imposible entrarle a la defensa visitante, un codazo sin pelota a los tres minutos de Andrade a Coniglio provocaron no solo el cobro del penal por parte de Nicolás Lamolina, sino también las expulsión del zaguero del equipo de Entre Ríos. Mauro Bogado, quien venía de anotarle a Vélez y Chacarita mediante esta vía, remató cruzado pero Sebastián Bértoli adivinó la punta y logró contenerlo.

A pesar de la bronca no poder haber igualado las cosas rápidamente, el elenco de Alfaro siguió yendo y buscando por todas las vías… con Pussetto desbordando sin cesar por derecha, con Coniglio aguantando en el área y Romero Gamarra y Toranzo tratando de asistir. Sin embargo, los minutos pasaban y el globo comenzó a entrar en desesperación, sumado a que Bértoli seguía sacando revolcándose por la línea y sacando pelotas imposibles, además de en cada saque de arco demorar y simular lesiones.

Con Montenegro y Briasco en cancha, Huracán consiguió la frescura y claridad que se necesitaba para el momento, y a quince minutos de la finalización del partido Chimino bajó una pelota llovida en el área, fue sujetado claramente por un rival y nuevamente Nicolás Lamolina sancionó penal, que esta vez Fernando Coniglio transformó en gol e hizo desahogar a toda la gente.

Sobre el final, el globo pudo ganarlo con un remate de Pussetto pero claramente no era la noche de Huracán y el partido terminó en empate… una igualdad que, viendo el lado positivo, sirve para seguir sumando en la tabla de los promedios. El próximo viernes, el globo cerrará el semestre visitando a Belgrano en Alberdi desde las 21.30

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: