La opinión del hincha Huracán 1 River 0

Estaba mas contento que perro con dos colas.  Es que volvía al Duco para ver al Globo y la verdad que no necesito mucho mas, salvo los seres queridos, para ser feliz.  Y me disponía a “entrarle” a un especial de crudo y queso en la Miravé y se escuchan conversaciones subidas de tono y gente yendo de acá para allá… Amenaza de bomba!!  gritaban.  Me quedé con el sándwich en una mano, el vasito de coca en la otra y el celu en la boca.  Rajando para la calle…

Cuando se solucionó todo, en cuestión de segundos la cancha se llenó.  Como fui uno de los que estaba adentro, pude ver como si fuera una película pasada rápido como todos los rincones del estadio se cubrían de gente cuando momentos antes no había nada.  Un espectáculo que recordaré siempre.

La expectativa por ver al Globo era enorme.  Es que venía entonado ganando todo lo que jugaba en el verano (con victoria a los primos incluída) y la llegada de refuerzos mas la base que venía jugando hicieron un combo difícil de rechazar para los Quemeros y bueno, copamos el Duco.

Al final el partido empezó pasadas las 9 de la noche y se vio a Huracán bastante replegado con River que manejaba la pelota a su gusto pero personalmente sentía que los nuestros los miraban con un hilo de sangre que salía de la boca… y a la media hora de juego, Noir, que no había tocado la pelota en todo ese rato, mete un amague con la cintura que casi quiebra a dos rivales y uno de ellos le agarra la camiseta: Delfino estaba ahí nomas, lo vio y cobró.  Acomodó Nacho Pussetto (que está intratable desde noviembre del año pasado, más o menos) y la mandó a guardar.  Explosión en Parque Patricios! pero no fue la bomba, fuimos los Quemeros.

El rival sintió el golpe y se calmó en lo que restaba del primer tiempo y así terminó.

El segundo tiempo mostró otra vez algo parecido: ellos manejaban la pelota y nosotros esperando.  Ambos tuvimos chances de volver a convertir, pero la verdad que no fueron muchas.  Y se fueron consumiendo los minutos y llegó el final con todos los Quemeros a los gritos pelados y abrazados en todos los rincones del Palacio Duco.

La figura de la cancha fue Nacho Pussetto (10). Impresionante lo de este pibe.  Impresionante.  Además, Marcos Díaz fue perfecto: sacó las que les llegaron y una fue muy difícil.  Y el debut de Damonte también me sorprendió gratamente.  Los dos centrales de Huracán fueron una muralla, muy buen trabajo.

Ganó Huracán y está peleando la punta.  Empezamos el 2018 con el pie derecho y tengo toda la fe que va a ser un año de esos que van a quedar marcados, porque material hay (tanto en el campo de juego como en el banco) mas un técnico que tiene un “marote” que controla todo.  Una alegría este presente.

Ahora vamos a Racing y bueno, otro partido jodido.  Pero con este plantel y con este técnico, le juego al que venga.  Muy raro que pasemos un papelón.  Ojalá sigamos en esta senda.

 

Abrazo Quemero!!

Carlos Biondi.

 

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: