Alfileres que no pinchan

Huracán fue más que Estudiantes y el Globo se llevó una justa victoria. Eso si, no le sobró nada. Por momentos con buen fútbol y con mucho carácter, derrotó al pincha por 1 a 0 con gol de Ignacio Pussetto a los 5 del ST. El conjunto dirigido por Gustavo Alfaro alzacó las 28 unidades y otra vez, volvió a meterse en puestos de Libertadores.

La mala racha había que cortarla, no importa como y Huracán demostró que lo que sucedió fue un mal momento que no llegó para quedarse. El conjunto platense no pateó al arco en todo el partido, Huracán tuvo sus chances, con un Fernando Coniglio que todavía no sigue firme de cara al arco, se erró dos mano a mano muy claros, pero cuando alguien tiene que aparecer, aparece, Ignacio Pussetto volvió a disfrazarse de héroe y le dio la victoria al Globo, tras una gran jugada de Nicolás Silva, el ex Atlético Rafaela impactó de derecha, cruzada a Mariano Andújar que nada pudo hacer. Para que la fiesta sea aún más, se cortó la luz y la gente deliraba en las tribunas.

Partido chivo, así iba a ser, ninguno de los dos quería e iba a regalar nada, se estaba jugando mucho, si bien todavía el camino que queda por recorrer es largo, los puestos de Copa Libertadores de a poco se van decidiendo y Huracán no quería dejar que la oportunida se escape. Desde el minuto cero salió a atacar a un Estudiantes que vino con mayoría de suplentes por el compromiso que tiene la otra semana por Libertadores. El primer tiempo fue todo Huracán, hubo jugadas individuales tanto como de Pussetto como de Silva, pero que no se pudieron concretar. Los laterales estuvieron firmes, tanto Araujo como Álvarez, realizaron muy bien su labor a lo largo de todo el encuentro. Una noticia muy mala que recibe el hincha de Huracán, es la lesión de Saúl Salcedo, que debió ser reemplazado por un problema muscular, si bien todavía no se sabe lo que tiene, todo indica que se perdería el clásico ante San Lorenzo.

Sobre el final del primer tiempo, Fernando Coniglio le pudo dar la victoria a Huracán, pero la malogró. El segundo tiempo Huracán salió realmente decidido a lo que quería, una buena jugada sobre el sector derecho del Ducó, le dio la victoria al Quemero, entre Araujo, el Mosquito Silva con exquisito caño y gran habilitación a Nacho Pussetto, se llegó al único gol del partido. Y Huracán iba a aferrarse a ese resultado, con un mediocampo que no tuvo mucho sobresalto, el partido se condujo de buena manera. Para que la fiesta sea aún más, sobre el final se cortó la luz y la Quema deliró. Ah, también se acordó de los cuervos, que en dos partidos se juega el clásico en el Palacio. Pero a no apresurarse, ahora toca Colón en Santa Fe y hay que conseguir una victoria para seguir prendido ahí en la Copa Libertadores. Estudiantes hoy podía venir con lo que quiera, que el equipo de Alfaro estaba muy firme, finalmente, los alfileres no pincharon al Globo.

 

Gentileza SAF

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: