Lo perdió solo (Huracán 2-3 Rosario Central)

Injusto y doloroso. Huracán cayó en el Ducó ante Rosario Central por 3 a 2 en un encuentro increíble, se le terminó el invicto como local y sumó su segunda derrota al hilo en la Superliga. Zampedri, Herrera y Pereyra anotaron los tantos del Canalla, mientras que Israel Damonte, en dos oportunidades, descontó para el globo. Fernando Coniglio falló un penal cuando el partido estaba 2-1.

Un pésimo primer tiempo y la mala puntería del complemento llevaron a que el equipo de Alfaro reciba un cachetazo inesperado, el primero en este campeonato como local, pero que realmente duele y mucho por la forma en que se dio.

Está claro que el globo entró muy dormido al partido y cuando se despertó ya estaba en desventaja. A los pocos minutos de haber comenzado el juego, y en una de las tantas aproximaciones de la visita, Carrizo envió un centro pasado de izquierda a derecha que conectó Fernando Zampedri, venciendo en el salto a Lucas Villalba que ni siquiera lo inquietó. En esos primeros minutos, el conjunto rosarino dominó las acciones y puso en riesgo constantemente a la defensa quemera, que tenía que cortar con faltas los avances y generaban peligrosas pelotas paradas.

Sin embargo, los minutos fueron corriendo y el globo se fue acomodando un poco más en el partido, mediante su mejor jugador Pussetto y la entrega de Israel Damonte y Calello, sumado a alguna que otra aparición fugaz de Toranzo. Si bien tuvo algunas ocasiones previas, la jugada más importante de la primera mitad se dio sobre el final de la misma, cuando de un gol casi hecho de Huracán por parte de Nervo que salvó el arquero Ledesma salió una contra letal que culminó con el gol de Germán Herrera. El globo pasó del 1 a 1 al 0-2 en diez segundos y generó un baldazo de agua helada de cara al complemento.

Ya con Coniglio en cancha en lugar de Toranzo y en una especie de 4-2-4, con Noir y Pussetto por los costados y los dos tanques arriba, el globo de Alfaro fue en busca rápidamente del gol que le permitiese meterse nuevamente en partido. Los minutos pasaban y nada parecía moverse, pero la entrada de Montenegro le dio un aire distinto a los ataques del globo y ahí sí comenzó una segunda etapa distinta.

Cuando promediaba el segundo período y tras una gran acción individual de Pussetto por derecha, apareció Damonte desde atrás y con calidad colocó la pelota a contra pierna del arquerito de Central que nada pudo hacer. No solo esto generó la ilusión en todo el pueblo quemero, sino que minutos más tardes llegó otro remate de Damonte por encima del arquero que Mauricio Martínez tuvo que despejar con su mano derecha porque se metía; obviamente, penal y expulsión. Con toda la euforia de la gente, Huracán estaba a tiro del empate e ir en busca de la victoria con uno de más, pero Fernando Coniglio, quien se hizo cargo de la ejecución, tiró el penal por encima del travesaño.

Ya sobre el final, y luego de una búsqueda incesante del elenco quemero por la igualdad, en la única chance que tuvo Rosario en el segundo tiempo anotó el 3 a 1, mediante Joaquín Pereyra. Sin embargo, cuando todo parecía liquidado, llegó otro descuento de Damonte que puso atractivo los últimos instantes de un encuentro que dio por finalizado Loustau y decretó la primera derrota de Huracán como local en la Superliga (solo había recibido un gol en esta condición).

La próxima fecha, Huracán visitará al último de la tabla: Arsenal de Sarandí. El encuentro se disputará el domingo desde las 17 y será crucial sumar nuevamente para alejar cualquier tipo de fantasma.

 

Resumen (Gentileza SAF)

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: