Punto y aparte (Arsenal 1-1 Huracán)

Huracán rescató un empate en su visita a Arsenal de Sarandí y volvió a sumar luego de dos derrotas consecutivas. Lucas Wilchez, mediante un penal inexistente cobrado por Darío Herrera, abrió el marcador para el local mientras que Fernando Coniglio, en la última jugada del primer tiempo, igualó las acciones.

Preocupante y decepcionante actuación nuevamente del equipo dirigido por Gustavo Alfaro ante el último de la tabla de posiciones y el primero, si no ocurre un milagro, que descenderá a la B Nacional. El globo fue superado durante gran parte del partido futbolísticamente y físicamente por Arsenal… es cierto que en gran parte debido a las altas temperaturas, pero era un encuentro en el que el globo debía mostrar la chapa para dejar de pensar en los promedios y comenzar a ver otros horizontes.

Gustavo Alfaro metió mano en el once inicial y uno de sus tantos cambios fue positivo, porque si hay algo para rescatar en este juego es el rendimiento de Nicolás Silva, quien durante la primera mitad fue de lo mejor de Huracán, flotando por el frente de ataque junto a Coniglio. El globo, en esos primeros instantes del encuentro, fue superior al conjunto comandado por Rondina y tuvo sus oportunidades (la más clara en los pies de Coniglio luego de un centro de Noir). Con el correr de los minutos, Arsenal lo empezó a emparejar y en su primera aproximación, Purita se dejó caer ante el mínimo roce con Pablo Álvarez y el árbitro Herrera sancionó un polémico penal que transformó en gol Lucas Wilchez.

Los minutos post gol del Arse fueron dramáticos para Huracán, que ante la desesperación por igualar el encuentro se desprotegió en el fondo y la ventaja no fue superior gracias a la cabeza de Marcos Díaz que impidió el tanto de Diego Chávez.

Sin embargo, y pese a la deseperación e imprecisión, en la última jugada del primer período el globo llegó al empate casi de casualidad, tras un centro de Carlos Araujo y varios rebotes que culminó con un cabezazo desde el piso de Fernando Coniglio por sobre Pablo Santillo.

En el complemento, por su parte, se vio lo peor del conjunto quemero en el juego. De principio a fin fue menos que su rival, sintió el desgaste físico y padeció los 45 minutos como pocas veces en el ciclo Alfaro. En pocas palabras, no lo perdió de casualidad y producto de que la fortuna esta vez estuvo del lado de Huracán. Diego Chávez, nuevamente, tuvo la más clara con un tremendo remate desde afuera que se estrelló en el travesaño, pero no fue solo esa jugada. El propio delantero estuvo en varias oportunidades al filo de anotar; Gabriel Alanís lo propio sobre el final y haciendo exigir a Díaz. En cambio, el globo solamente tuvo una chance clara en los pies de Montenegro con un disparo que se fue apenas por encima del travesaño.

Sin lugar a dudas, fue un flojísimo partido de Huracán, tanto individualmente como en forma colectiva, con muchísimas imprecisiones. Por todo esto y por la forma en que se dio, sobre todo el segundo tiempo, se termina rescatando un punto importante en la lucha por alejarse de la zona de abajo y para olvidar rápidamente las dos derrotas. Ahora se viene Estudiantes, el próximo viernes desde las 19 en el Ducó, en donde va a ser fundamental sumar de a tres para que este puntito tenga más valor.

 


  • DEJÁ TU COMENTARIO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento
A %d blogueros les gusta esto: